El equipo de Gobierno propondrá al Pleno declarar a Barbate zona catastrófica tras el paso de la borrasca Emma

0
1239

Numerosos daños materiales se producen en el litoral del término municipal, lo que ya se ha puesto en conocimiento de la Subdelegación del Gobierno, Junta de Andalucía y Demarcación de Costas.

El paso de la borrasca Emma por el término municipal de Barbate ha dejado numerosos daños en la zona costera, provocados principalmente por las altas mareas y el fuerte oleaje que se ha producido en las últimas horas. El alcalde de Barbate, Miguel Molina, y el delegado de Presidencia, Javier Rodríguez han estado en los lugares más afectados por el temporal, como el Paseo Marítimo, aunque también se han desplazado a Zahara de los Atunes y a las pedanías de Los Caños de Meca y Zahora. Los representantes municipales han estado acompañados de personal del Grupo de Emergencias de Andalucía (GREA) 112, para valorar los daños.

Tras la valoración técnica y los informes realizados por Policía Local, Bomberos y la Delegación de Playas del Ayuntamiento, el alcalde ha tomado la decisión de presentar al Pleno ordinario de marzo, que se celebrará el próximo miércoles, una moción por urgencia para declarar a Barbate como zona catastrófica. Esto se debe a los cuantiosos daños del temporal producidos en los dos últimos días. Además, los mismos informes ya han sido remitidos a la Subdelegación del Gobierno, la Junta de Andalucía y la Demarcación de Costas para poner en su conocimiento el estado en el que ha quedado la zona costera del término municipal.

Los daños ocasionados en las últimas horas incluyen el destrozo de la mayoría de pasarelas de las playas y varios socavones en el pavimentado del Paseo Marítimo de Barbate, así como cortes de tráfico tanto en la localidad como en las carreteras de conexión con las pedanías. Este ha sido el caso de la A-2231 que une Barbate con Zahara de los Atunes y cuyo tráfico tuvo que ser desviado el jueves varias horas hacia la N-340 por la crecida del río Barbate. En Los Caños de Meca, se ha desprendido parte del acantilado en la zona de la Pequeña Lulú, por lo que el acceso a la playa por este lugar está prohibido en estos momentos. A la acumulación de arenas y piedras en el litoral por la pleamar hay que sumar el deterioro del mobiliario urbano, así como inundaciones producidas en numerosos lugares.

El alcalde de Barbate, Miguel Molina, ha señalado que “el balance genérico es que se han producido muchos daños y desperfectos materiales, aunque afortunadamente no tenemos que lamentar daños personales, gracias a las precauciones tomadas por los propios vecinos y la alerta constante de los Cuerpos de Seguridad”. En este sentido, el regidor barbateño ha querido agradecer en estos días el arduo trabajo de Policía Local, Guardia Civil, Bomberos, Protección Civil y operarios municipales en general, así como al GREA 112 que ha acudido a la localidad con la mayor diligencia posible. Molina también espera que “tras este fuerte temporal, las administraciones públicas consideren el nivel de daños ocasionados en Barbate y nos presten toda la ayuda que les sea posible”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deja tú comentario
Introduce tu nombre