Los museos de Chiclana recogen diversas y variadas muestras en sus salas

0
240

La ciudadanía puede disfrutar de exposiciones dedicadas al Barroco, a la Batalla de la Barrosa, a las obras de Murillo o a las marismas, entre otras

 Los museos de Chiclana recogen diversas y variadas muestras en sus salas para el disfrute de la ciudadanía, siendo varios los espacios que abren sus puertas para que las personas aprecien el arte en sus diferentes formas. Así pues, el Museo de Chiclana acoge hasta el próximo 13 de marzo la exposición ‘Un guiño a Murillo’, que recoge 40 piezas creadas por el alumnado del taller Eqartis, todas ellas basadas en obras de Murillo, con diferentes estilos y técnicas.

Además, este mismo espacio cuenta con la muestra ‘De lo humano y lo divino. Una aproximación a la pintura Barroca Española’, también a disposición del público hasta el 13 de marzo y que enlaza con la exposición dedicada a Murillo. Esta muestra se adentrará en el llamado Siglo de Oro de la pintura en España, deteniéndose en herencias, préstamos y en la influencia del naturalismo de Caravaggio, que tan bien enlaza con el espíritu tridentino, la omnipresencia de la Contrarreforma y sus indicaciones acerca del arte, la coyuntura Española de un imperio declinante, la vocación coleccionista de Felipe IV, etc.

La exposición cuenta con una pequeña muestra de obras de otras latitudes que, con su presencia, contribuyen a subrayar lo propiamente español de la pintura del Barroco. Así, junto a la pintura de los ya mencionados, se encuentran obras que remiten a Rembrandt, Vermeer, Teniers, Van Dyck, Carlo Dolci o Franz Hals, que hablan de la vida cotidiana y retrata a la burguesía, clase emergente, que cobra cada vez mayor importancia como cliente de los artistas en países en los que la nobleza pierde poco a poco peso y las iglesias reformadas rechazar el recurso a la imagen.

El Museo de Chiclana también cuenta con la muestra ‘El grabador grabado’, abierta al público hasta el próximo 13 de febrero y que sirve para conmemorar el 275 aniversario del nacimiento de Goya. El Museo quiere rendirle este pequeño homenaje que lo recuerda como grabador y como maestro también de grabadores, con esta pequeña pero interesante muestra que, a través de casi una treintena de grabados -ocho de ellos originales de Goya-, repasa su trayectoria como grabador (desde el joven admirador de Velázquez hasta el testigo de los tiempos terribles -’Los desastres de la guerra’-, el crítico punzante y mordaz de su época -los “Caprichos”, los “disparates”,…-  a su afición taurina sin desmayo).

Junto a los grabados de Goya, los grabados sobre Goya y su obra de maestros del XIX que sintieron verdadera devoción por el maestro y volvieron una y otra vez sobre su obra. Entre otros, Miguel Seguí -grabador y editor de  altura cuya predilección por Goya y Fortuny resulta evidente-, el gran Bartolomé Maura  y, especialmente, José María Galván, quizá el más ferviente devoto del maestro, cuyos frescos para San Antonio de la florida llegó a grabaren dos ocasiones en dos series distintas igualmente magistrales. Otras piezas, aparte los grabados mencionados y los de Durero y Rembrandt, completan esta última muestra.

Centro de Interpretación del Vino y la Sal

Además, junto a sus exposiciones que muestran la tradición de Chiclana en cuando al vino y la sal y al espacio expositivo de las Muñecas de Marín, el centro de interpretación del Vino y la Sal acoge hasta el 27 de febrero un total de 27 obras de Pepe Palacios en la exposición ‘Marismas. La tierra del mar’. El artista deslumbra con sus paisajes de una marisma que, a veces, es Sancti Petri y es Chiclana, pero también San Fernando o El Puerto. El artista, el misterio, la luz, hace que los óleos de Pepe Palacios transmitan, exactamente, todo este mismo corolario de sensaciones.

En las tablas de Pepe Palacios, como en su infancia y su memoria, están Chiclana y Sancti Petri, también el castillo y las dunas de La Barrosa. Está la luz y la marisma de la Bahía de Cádiz, su esplendor, su inmensidad y su silencio. Casi siempre hay un camino, un carril, porque la vida no se detiene, avanza, prosigue. Caminos donde se cruzan la memoria y el futuro, persiguiendo también la soledad: porque Pepe Palacios, gaditano de Sancti Petri y Chiclana, es espiritual. Sus dunas y sus marismas, su pintura, también.

Fábrica de la Luz

 Finalmente, la Fábrica de la Luz acoge hasta el 2 de marzo la exposición ‘Batalla de la Barrosa’, que aporta piezas originales, junto a reproducciones de obras, algunas de ellas inéditas, procedentes de la Biblioteca Nacional de España, en Madrid; del National Army Museum, en Londres; la Royal Collection Trust, en Londres, o la Bibliothéque Nationale de France, en París, incorporadas a los fondos de la Asociación Pro Fundación Batalla de La Barrosa. También de la denominada ‘Colección Barrosiana’ de Beltrán Domecq Williams.

La muestra exhibe obras de pintores contemporáneos, como el británico David Rowlands o el australiano Mitchell Nolte. Asimismo, incluye la obra de artistas locales, como fotografías de Pedro Leal y dibujos de José Luis Díaz de la Torres. Además, presenta como novedad los retratos de los principales protagonistas de la batalla y también de la ocupación de Chiclana por las tropas napoleónicas. De Díaz de la Torre podrá verse su obra ‘5 de marzo de 1811’ y viñetas del cómic ‘Batalla de La Barrosa’, recientemente reeditados.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deja tú comentario
Introduce tu nombre