Detenido el presunto responsable de tres plantaciones de marihuana ocultas en un domicilio de Arcos

0
32

La Guardia Civil de Cádiz ha detenido a una persona como presunta autora de los delitos de tráfico de drogas y defraudación de fluido eléctrico durante la explotación de la ‘Operación Picada’, en la que han desmantelado, en Arcos de la Frontera, varias plantaciones de marihuana que se habían instalado en el interior de una vivienda.

El resultado ha sido, además de la propia detención, la incautación de 250 plantas que se encontraban en un óptimo estado de floración y lista para su venta.

Según ha informado el Instituto Armado en una nota, el servicio se llevó a cabo durante la mañana del pasado viernes durante la obtención de información e indagaciones en la lucha contra el cultivo ilegal de cannabis.

Y es que los agentes de Seguridad Ciudadana tuvieron conocimiento de que el interior de un domicilio situado en pleno corazón de la localidad arcense se podía estar utilizando para albergar grandes cantidades de cultivo de marihuana.

De esta forma, durante las primeras pesquisas y tras los indicios recabados que se obtuvieron a raíz de un trabajo de investigación, los agentes ubicaron el domicilio sospechoso.

Según ha detallado la Guardia Civil, en la vivienda se habían realizado grandes esfuerzos para disimular su existencia y el olor, ya que no había sido detectado anteriormente por nadie a pesar de ser una de las calles más transitadas del municipio.

Por ello, el pasado viernes los agentes realizaron la entrada y registro en la citada vivienda, donde confirmaron las sospechas al localizar, ocultas en el interior de la misma, varias plantaciones de marihuana, todas ellas situadas en las habitaciones de la vivienda y con una completa instalación eléctrica que se alimentaba de forma ilícita del alumbrado público. El Instituto Armado ha señalado que la vivienda pertenece a un familiar del detenido y que se encontraba vacía, motivo que se aprovechó para la perpetración del acto delictivo.

Así, tras las entradas y registros, los agentes obtuvieron 250 plantas de marihuana con un promedio de altura de 1,20 metros y un peso en total de 60 kg aproximadamente. Todas ellas estaban en avanzado estado de crecimiento y floración de cogollos y prácticamente listas para su recolección y posterior puesta a la venta.

Como resultado de ésta operación, la Guardia Civil ha detenido a una persona como presunta autora de los delitos de tráfico de drogas y defraudación de fluido eléctrico, al estar la plantación enganchada al tendido del alumbrado público.

Además de la incautación de las 250 plantas, los agentes también aprehendieron los elementos eléctricos que se habían instalado para favorecer el crecimiento de las plantas, compuesto por equipos de aires acondicionados, ventiladores, extractores para disimular el olor característico de estos cultivos, cuadros eléctricos con multitud de diferenciales y focos.

La Guardia Civil ha detallado que el material intervenido de todo el sistema eléctrico que abastecía la plantación, como los tres equipos de aires acondicionados y ocho ventiladores, han sido cedidos a un colegio de la localidad para que puedan ser aprovechados y utilizados por el alumnado para su beneficio, así como los sistemas de regadío, abonos y el resto de material, que ha sido cedidos al Ayuntamiento de Arcos de la Frontera, todo ello previa autorización a la Oficina de Recuperación y Gestión de Activos (ORGA).

Tanto el detenido como la droga han quedado a disposición del Juzgado en funciones de Guardia de los de Arcos de la Frontera, que finalmente ha decretado su puesta en libertad con cargos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deja tú comentario
Introduce tu nombre