El 90% de los españoles no está de acuerdo con tirar la basura a la naturaleza pero la mayoría admite haberlo hecho

    0
    23

    El 90 por ciento de los españoles no está de acuerdo con el acto de tirar basura en la naturaleza, aunque casi el 20 por ciento admite haberlo hecho en alguna ocasión en el monte, según concluye el informe ‘Actitudes frente a la naturaleza’ elaborado por el Proyecto LIBERA de SEO/BirdLife y Ecoembes.

    En concreto, el estudio sociológico, para el que se han realizado más de 5.000 encuestas en toda España, apunta que el 20 por ciento de la población reconoce que ha tirado basura en el monte; el 17 por ciento en la playa y menos del 10 por ciento, en ríos, embalses, pantanos o en el mar.

    La iniciativa busca evaluar el comportamiento de la población respecto a los desechos que genera, sus hábitos en materia de reciclaje o su comportamiento cuando está en los lugares públicos.

    Así, el 84 por ciento de los españoles considera que la basura que acaba en la naturaleza es una responsabilidad de todos, sin embargo, la mayoría de encuestados tiende a distanciarse del problema y a excusarse.

    Además, el 68,9 por ciento de los encuestados achaca el hecho de tirar la basura en la naturaleza a la escasa preocupación por el medio ambiente. Otros aspectos que citan son la comodidad, que alega el 52 por ciento de los encuestados, y la pereza, en el 41,6 por ciento de los casos.

    Además, el 24,9 por ciento de las personas que admiten haber tirado basura en la naturaleza lo hizo por que la zona no estaba limpia, lo que da a entender un efecto llamada o contagio.

    Mientras, el 16,1 por ciento de estos menciona su desconocimiento en materia de protección del medio ambiente para justificar su acto.

    Por otro lado, el estudio pregunta por las razones por las que creen que sigue habiendo personas que dejan la basura en entornos naturales y los españoles apuntan a la falta de recursos, que en el enclave no haya suficientes contenedores o papeleras en el campo, la playa o la montaña.

    Otras de las causas con las que justifican esta conducta es el aumento del consumo y la masificación de las zonas turísticas.

    El informe demuestra la poca conciencia sobre el destino final de los deshechos del hogar y de cómo los hábitos en casa puedan afectar a la conservación del medio ambiente.

    PRÁCTICAS DIARIAS

    Así, según proyecto LIBERA, el estudio concluye que se ha generalizado en la población prácticas dañinas para la naturaleza tales como tirar residuos a través de tuberías, sobre todo por el water, por donde se desechan toallitas húmedas, discos desmaquillantes, medicinas, colillas, compresas, tampones, hilo dental, bastoncillos, restos de comida, aceite o cabello. De hecho, recuerdan que todos estos residuos deben ir a la basura tras su correcta separación para su tratamiento y eliminación.

    De hecho, muchos encuestados admiten que vierten al inodoro esos residuos sin saber realmente que su práctica tiene consecuencias negativas en el medio natural.

    A pesar de estas prácticas, el informe refleja que el 70 por ciento de los españoles se considera “bastante” o “totalmente concienciado” con el cuidado del medio ambiente, principalmente porque procura reciclar y utilizar los cubos amarillos, azules y verdes, no tirar nada al suelo e informarse sobre cómo preservar los entornos naturales.

    Además, más de la mitad de los españoles asegura que hace cosas en favor del cuidado de la naturaleza pero aún así, reconoce que debería hacer aún más.

    En la misma línea, la mayoría de los encuestados opina que los españoles están cada vez más sensibilizados con los retos asociados a la protección del medio ambiente y con la necesidad de adoptar un modo de vida sostenible y comportamientos responsables. En concreto, el 43,4 por ciento cree que la cantidad de basura que se tiraba hace 10 años era aún mayor de la que se tira en la actualidad.

    Por otro lado, respecto a las medidas a tomar para concienciar sobre este problema y reducir la basuraleza, el estudio deduce que se debería acometer una mayor acción de divulgación en colegios de las problemáticas ambientales y en la realización de labores de carácter social.

    A consecuencia del informe, LIBERA recuerda que desde su inicio hace un año trabaja en campañas de movilización ciudadana para recoger ‘basuraleza’ –el término que busca acuñar para hablar del abandono de basura en la naturaleza– y a través de campañas de sensibilización en centros educativos para implicar a los más pequeños en el cuidado del planeta.

     

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor deja tú comentario
    Introduce tu nombre