El Ayuntamiento recompensará a los ciudadanos que lleven a cabo un consumo responsable del agua

    0
    570

    El Pleno de febrero abordará una modificación de la Ordenanza, que establecerá un incremento progresivo de la tarifa del agua, reduciéndose el precio a las viviendas que consuman menos de 10 metros cúbicos y que suponen el 80% de la población

     Las naves comerciales con una superficie inferior a 1.200 metros cuadrados pasarán de pagar unos 4.100 euros anuales a poco más de 850 euros

    El delegado municipal de Medio Ambiente y vicepresidente de Chiclana Natural, Roberto Palmero, ha comparecido en rueda de prensa junto a la portavoz del Gobierno, Cándida Verdier, para explicar la propuesta que va al Pleno Ordinario del mes de febrero, que se celebra el próximo miércoles, relativa a la Tasa de Prestación Patrimonial de carácter no tributario, que comprende los servicios de agua, alcantarillado y basura. En este sentido, Roberto Palmero ha indicado que, “tras varios meses de trabajo, con un proceso de participación ciudadana a través de la página web y reuniones con colectivos sociales y económicos de Chiclana, llevaremos a Pleno una modificación de la Ordenanza, que recogerá la nueva realidad de esta ciudad, con el objetivo de cuadrar las cuentas del servicio, evitando un mayor déficit del servicio”.

    “Hemos hecho una labor bastante importante de investigación y de planificación para poder llevar a cabo los cambios previstos”, ha expresado el vicepresidente de Chiclana Natural, quien ha recalcado que “no se trata de hacer una subida para todos por igual, puesto que nos limitamos a la actualización del IPC del 2 por ciento, y que llevaba varios años sin hacerse, provocando un desfase importante en las cuentas, sobre todo, porque trabajamos con empresas externas que sí nos han aplicado estas actualizaciones”.

    En cuanto a las modificaciones previstas en la tarifa del Agua, indicar que éstas solo se aplicarán al consumo doméstico, sin que afecte a las actividades económicas. En este sentido, con el objetivo de bonificar a aquellos propietarios que apuesten por el ahorro en el consumo del agua, el precio se reducirá para aquellas viviendas que consuman menos de diez metros cúbicos, que supone el 80 por ciento de la población, incrementándose de forma progresiva por bloques. “Hemos acortado los bloques para que recojan la realidad de la ciudad y estén más en consonancia con las ciudades del entorno, realizando una subida progresiva en función del consumo de las familias”, ha indicado Roberto Palmero, quien ha aclarado que “así pagará más quien más consuma y se premiará al que ahorre y lleve a cabo un consumo responsable del agua”.

    “Por tanto, se trata de una medida englobada en el Plan contra el cambio climático y el Plan de Sequía”, ha incidido el responsable del área, quien ha indicado que “el primer bloque tiene una tarifa de 0,44, mientras que el cuarto bloque es de 0,79, que aun sí es más barato que en otras ciudades de la zona”. “Entendíamos que estos cambios no se podían aplicar a las actividades económicas, puesto que hay negocios que consumen mucho agua, pero eso no significa que lleven a cabo un uso irresponsable”, ha aclarado Roberto Palmero, quien ha puesto como ejemplo los establecimientos de hostelería.

    Por otro lado, en cuanto a la tarifa de la Basura, las modificaciones previstas solo se aplicarán en las actividades económicas y comerciales de la ciudad, sin que afecte a las viviendas. Así, en función del tipo de actividad que se realiza y del tamaño de las instalaciones, se aplicará un precio diferenciado. “Más allá de incluir nuevas categorías para negocios de farmacias u otras actividades como hospitales, centros médicos y análogos, la principal modificación se centra en las naves comerciales, que hasta ahora todas se encontraban en una misma categoría y que han estado pagando unos 4.100 euros anuales”, ha indicado el vicepresidente de Chiclana Natural, quien ha aclarado que “ahora hemos creado una categoría específica para naves comerciales de hasta 1.200 metros cuadrados, que ahora pasarán a pagar poco más de 850 euros, lo que supone una bajada bastante sustancial, ya que la tarifa de 4.100 euros no se podía afrontar por muchos negocios, provocando un conflicto con los empresarios, comerciales y hosteleros”.

    “Además, en las naves superiores a 4.000 metros cuadrados, se llevará a cabo una diferenciación en función de la actividad, ya que no es lo mismo un hipermercado o un establecimiento hostelero que una nave de almacén, que apenas genera residuos”, ha resaltado Palmero, quien ha indicado que, “de la mano de los empresarios, vamos a llevar a cabo una renovación del censo de cara a que podamos llevar a cabo nuevas bonificaciones en un futuro”.

    Con todo ello, el delegado de Medio Ambiente ha destacado que “esta medida o la puesta en marcha de la futura planta de transferencia, que supondrá un ahorro de medio millón de euros anuales, posibilitarán que tengamos una situación cómoda en la ciudad para afrontar todas las mejoras planteadas en el futuro en cuanto al servicio de recogida de residuos”. “En conjunto, todas estas modificaciones recogen una clara intención de este Gobierno que no es otra que mejorar los servicios y realizar una serie de inversiones necesarias en cuanto al agua y a la basura”, ha expresado Roberto Palmero, quien ha añadido que “la mayor parte de la ciudadanía y buena parte de los empresarios notarán con esta medida un ahorro económico”.

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor deja tú comentario
    Introduce tu nombre