Desarticulado un violento grupo criminal dedicado al cobro de deudas

0
357

Se ha detenido a ocho personas en las provincias de Sevilla, Cádiz y Huelva por varios delitos graves contra las personas, entre los que destaca un secuestro ocurrido en la localidad sevillana de Gelves.

Agentes de la Policía Nacional, en una operación conjunta con la Guardia Civil, han detenido a ocho personas residentes en la localidad onubense de Almonte, en la gaditana de Sanlúcar de Barrameda y en las sevillanas de Benacazón, Espartinas, Arahal y Sevilla como presuntos autores de un delito de pertenencia a grupo criminal, secuestro, lesiones graves, delitos contra la salud pública, tenencia ilícita de armas y robo con fuerza.

Las investigaciones se iniciaron el pasado mes de abril, cuando los agentes tuvieron conocimiento de que varias personas habían sido testigos del posible secuestro de un hombre en la localidad sevillana de Gelves, al observar cómo unos individuos introducían a otro a punta de pistola en el interior de un vehículo.

Estos hechos fueron denunciados posteriormente por la víctima, que corroboraba los extremos aportados por los testigos. La persona supuestamente secuestrada narraba a los agentes que, una vez en el interior del vehículo, fue despojado de todos los medios electrónicos que pudieran aportar datos de localización sobre el lugar donde era trasladado.

Durante cuatro horas y media estuvo retenido en una finca de Benacazón, recibiendo todo tipo de amenazas y agresiones físicas mientras le reclamaban la suma de 90.000 euros para su liberación. Llegaron a hacerle firmar varios documentos sin poder verlos, y no fue liberado hasta que se comprometió a entregar dos vehículos como garantía de pago, junto a las escrituras de una vivienda.

Durante la fase de explotación se procedió a la detención de un total de siete personas residentes en las localidades de Benacazón, Espartinas, Sevilla, Arahal y Almonte.

Se intervinieron dos videos grabados durante el secuestro por el propio ultra, jactándose de los “trabajos” realizados entre sus conocidos.

Los agentes desarticularon así en su totalidad al grupo criminal, deteniendo a sus ocho integrantes por varios delitos, entre los que se encuentran  lesiones, secuestro y extorsión, siendo puestos a disposición judicial y decretándose prisión para el jefe del grupo ejecutor de las extorsiones.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deja tú comentario
Introduce tu nombre