Ecologistas piden que sean desestimadas las solicitudes de incremento de agua pública para riego de Doñana

0
206

Ecologistas en Acción se ha mostrado contraria a las nuevas concesiones de agua pública para incrementar los riegos en el ámbito de Doñana, en los términos municipales onubenses de Moguer, Palos de la Frontera, Bonares y Lucena del Puerto, por lo que ha presentado alegaciones a las solicitudes de concesión de un incremento de 12 hectómetros cúbicos para un incremento en 1.000 hectáreas de la superficie regable en la zona.

Según detalla la ONG en una nota de prensa, las comunidades de regantes de El Fresno y la de Palos han solicitado sendos aumentos de la concesión de agua pública para el riego que tienen autorizados desde 2014, año en que se inició el proceso de regularización. En base a datos propios de los ecologistas, entre ambas suman una superficie de unas 6.400 hectáreas, para la cual tienen autorizada una cantidad de 26,5 hectómetros cúbicos de agua pública.

Los argumentos empleados son, por una parte, el aumento de las superficies a regar, si bien Ecologistas en Acción cree que «este dato está escasamente justificado en la solicitud» y, además, «presenta muy poca claridad y transparencia sobre las nuevas fincas a regar». Por otra parte, añade que los regantes argumentan la necesidad de nuevas concesiones para agua industrial y para más cantidad de agua para las fincas ya regadas.

«Los proyectos presentados adolecen de una falta total de transparencia y coherencia. No puede ser ni tramitada ni aprobada una solicitud donde los datos son confusos, dispares y a veces contradictorios, apareciendo desequilibrios muy significativos entre lo que parece solicitar la comunidad de regantes, y lo que analiza y explicita la propia Administración», apunta la ONG.

De una parte, alega que la Ley de Gestión Integrada de la Calidad Ambiental (GICA) exige realizar un Procedimiento de Autorización Ambiental Unificada, por tratarse de un incremento de superficie regable mayor de 100 hectáreas. Por otra, que el vigente Plan Hidrológico Tinto, Odiel y Piedras recoge la evolución de las demandas de regadío en el escenario 2021 y 2033, plasmando una cantidad máxima de 4.500 metros cúbicos/año en caso de la fresa.

Además, apunta que las parcelas que se están regando en monte público no pueden ser regularizadas en cuanto a su situación de riego, ni las que están dentro de los perímetros de protección de los espacios naturales protegidos de la zona y, aunque los regantes han pedido la descatalogación como monte público de 130 hectáreas de canon del término municipal de Moguer para riego, siempre según los ecologistas, estos han alegado también a dicha medida.

La ONG expone que también se analizan los espacios naturales protegidos y de la Red Natura 2000 en el entorno (ZEC Marismas y Riberas del Tinto, Paraje Natural y LIC Estero Domingo Rubio, LIC Dehesa del Estero y Montes de Moguer, Paraje Natural y LIC Laguna de Palos y las Madres y LIC Dunas del Odiel), señalando una «contradicción» entre la voluntad de descatalogación de algunas de las parcelas forestales que están siendo regadas y la voluntad del Plan de Ordenación de recursos Naturales de los espacios litorales tendentes a la recuperación forestal de este tipo de espacios.

Ecologistas en Acción concluye que, dado que autorizar estas solicitudes de incremento de consumo de agua pública para regadío «podría poner en riesgo la disponibilidad de agua para consumo familiar de primera necesidad», es responsabilidad de los gobiernos y administraciones afrontar el problema del agua para regadíos reduciéndolos paulatinamente.

Además, solicita a la Administración autonómica la desestimación de las solicitudes pues, de otro modo, podría incurrir en incumplimiento de normativa como la Ley GICA, el Plan Hidrológico del Tinto, Odiel y Piedras, el Plan de Ordenación del Territorio del Ámbito de Doñana (Potad) y el Plan de la Corona Norte de Doñana.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deja tú comentario
Introduce tu nombre