Emsisa pone en marcha un programa de ayudas para la adecuación de viviendas de personas con necesidades especiales

    0
    166

    El alcalde presenta esta nueva iniciativa municipal, a través de la cual se podrá conceder una subvención de hasta 2.000 euros para actuaciones encaminadas a adaptar la vivienda de personas con movilidad reducida, dependencia o mayores de 65 años

     La empresa municipal destina 600.000 euros para políticas de Vivienda, entre ellas, las ayudas al alquiler, al pago de hipotecas y a la rehabilitación de viviendas, así como el Programa Ciconia

     El alcalde de Chiclana, José María Román, y el delegado municipal de Vivienda y vicepresidente de Emsisa, Joaquín Guerrero, han presentado el Programa de Ayuda para la Adecuación de Vivienda de personas con necesidades especiales, que pone en marcha la empresa municipal, con el objetivo de contribuir a sufragar el coste de las obras necesarias para adaptar o adecuar funcionalmente la vivienda domicilio habitual y permanente de personas con necesidades especiales, ya sean por edad, estado de salud o problemas de discapacidad y/o movilidad, que no cuentan con recursos suficientes para ello. En este sentido, podrán solicitar estas ayudas principalmente las personas propietarias de viviendas, que cumplan los requisitos fijados en el programa y, excepcionalmente, las personas arrendatarias o usufructuarias de las viviendas que cuenten con autorización expresa de la propiedad para ejecutar la actuación objeto de ayuda.

    Asimismo, indicar que las personas solicitantes deben cumplir una serie de requisitos, entre ellos, ser mayor de 18 años; residir y estar empadronado en la vivienda para la que se solicita la ayuda, con una antigüedad mínima de, al menos, un año anterior a la fecha de la solicitud, y excepcionalmente, vista su situación socioeconómica, se le podrá eximir de cumplir el requisito de antigüedad en el empadronamiento; pertenecer a una unidad familiar cuyos ingresos brutos mensuales calculados como valor medio de los últimos seis meses no superen en dos veces el IPREM; que ningún miembro de la unidad familiar posea otra vivienda de su propiedad, aunque se valorarán excepcionalmente aquellas situaciones en que la persona propietaria de la vivienda no pueda disponer de la misma, por pesar sobre ésta un derecho de uso a favor de tercera persona; contar algún miembro de la unidad familiar residente en la vivienda con una necesidad especial que requiera la adecuación de la misma (tener más de 65 años, tener reconocido un grado de discapacidad igual o superior al 33 por ciento o un grado de dependencia); así como que ningún miembro de la unidad familiar haya resultado beneficiario de otra ayuda o subvención municipal, autonómica o estatal en concepto igual o asimilable para la misma vivienda en el último año.

    En cuanto a las ayudas previstas, destacar que se dividen en una aportación económica por vivienda de hasta un máximo de 2.000 euros para cubrir el coste de los materiales de construcción que la actuación precise, la cuantía equivalente al 100 por ciento del Impuesto de Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO) y el coste de la tasa municipal por Licencia de Obra. Además, hay que aclarar que se concederá una única ayuda al año, que permanecerá vinculada a la vivienda objeto de la actuación. Dicha ayuda se abonará en un pago único, tras la notificación de la resolución y antes del comienzo de las obras, que deberán iniciarse en un pazo máximo de tres meses y estar finalizadas antes de seis meses desde el inicio de las mismas.

    Con todo ello, las personas interesadas en solicitar estas ayudas puestas en marcha por primera vez desde la empresa municipal Emsisa, deberán presentar el modelo de solicitud existente y aportar fotocopia del DNI o permiso de residencia de todos los miembros de la unidad familiar mayores de 16 años; fotocopia del Libro de Familia o certificado de nacimiento de los menores de 16 años, documentos acreditativos del nivel de ingresos de la unidad familiar; documentos relativos a la vivienda objeto de ayuda, documentos relativos a las necesidades especiales; y autorización para solicitar los datos que obren en distintas administraciones. Dichas solicitudes podrán entregarse en las oficinas de Emsisa.

    “Estamos hablando de familias o personas que residen en viviendas que, bien por edad o bien por problemas de movilidad, necesitan una adecuación de esas viviendas de cara a que se pueda vivir con normalidad”, ha indicado José María Román, quien ha añadido que “se trata de ayudas para la mejora en la accesibilidad, como sucede con la ampliación del ancho de las puertas para el paso de sillas de rueda, o para la sustitución del baño por una placa de ducha”. “Así, si estas personas no cuentan con ingresos suficientes para hacer frente a estas actuaciones, desde Emsisa se le ayudará con hasta 2.000 euros, además de los trámites administrativos”, ha incidido.

    Por su parte, el delegado municipal de Vivienda y vicepresidente de Emsisa ha indicado que “este programa está destinado a personas con necesidades especiales, ya sean por edad o por salud, y que no cuentan con recursos económicos suficientes para hacer frente a la ejecución de actuaciones encaminadas a adaptar sus viviendas”. “Así se demuestra el carácter social que tratamos de imprimimos desde este equipo de Gobierno, que cree en los servicios públicos invirtiendo el dinero municipal en los vecinos de Chiclana”, ha expresado Joaquín Guerrero, quien ha añadido que “esperamos poder beneficiar a personas que ahora mismo no venían contempladas en este supuesto o esperan ayudas de la Junta de Andalucía y que todos sabemos son más tardías. De esta manera, se trata de un mecanismo muy ágil y en el que se percibirá la ayuda antes del inicio de las obras”.

    600.000 euros en políticas de Vivienda

    Hay que destacar que este nuevo programa forma parte de un amplio paquete de ayudas económicas por valor de 600.000 euros, a través del cual se lleva a cabo otras iniciativas como el Programa Ciconia para la cesión de viviendas privadas a Emsisa de cara a su alquiler a personas de Chiclana demandantes de viviendas protegidas, o las ayudas al pago de la hipoteca, al alquiler de viviendas o a la rehabilitación. “Todos estos programas municipales van destinados a ayudar a paliar las necesidades de aquellas personas con problemas económicos, ya sean por estar desempleadas o por no tener ingresos suficientes aun estando trabajando”, ha expresado el alcalde, quien ha incidido en que “creemos que tenemos una obligación de que a esas personas que en paro o trabajando, pero con bajos ingresos, puedan ser ayudadas, reequilibrando la sociedad y logrando la integración social”.

    “Estamos en ese esfuerzo de cubrir lo más ampliamente posible en materia de vivienda, para que nadie pueda sentirse desasistida desde el Ayuntamiento de Chiclana”, ha recalcado el regidor chiclanero, quien ha insistido en que “nuestro objetivo es paliar los problemas de vivienda entre las personas con menos recursos y más vulnerables”.

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor deja tú comentario
    Introduce tu nombre