El alcalde de Chiclana inaugura la exposición ‘Salvavidas Falso’ en la Fábrica de la Luz

0
524

En este acto también ha estado presente el que fuera el Defensor del Pueblo Andaluz hasta 2013 y actual presidente de Voluntarios por otro Mundo y Sevilla Acoge, José Chamizo

El alcalde de Chiclana, José María Román, ha inaugurado la exposición ‘Salvavidas Falso’, en el Centro Cultural Transfronterizo Fábrica de la Luz. En este acto también ha estado presente el que fuera Defensor del Pueblo Andaluz desde 1996 hasta 2013 y actual presidente de ‘Voluntarios por otro Mundo’ y ‘Sevilla Acoge’, José Chamizo de la Rubia, así como la portavoz del Gobierno, Cándida Verdier; el presidente de ‘Cooperación Alternativa’, Paco Perea, y el fotoperiodista Andrés Carrasco. Esta muestra ha sido organizada por la Delegación Municipal de Cooperación Internacional, en colaboración con la Diputación de Cádiz y las ONGs ‘Cooperación Alternativa’ y ‘Voluntarios por otro Mundo’, con motivo del Día Mundial de la Justicia Social.

La exposición aborda los enormes riesgos que corren las personas de distintos países en su travesía por mar para alcanzar las costas europeas, a través de la ruta oriental desde las costas marroquíes hasta las españolas y la ruta central cruzando desde las costas turcas hasta las griegas. De esta forma, la muestra acerca al visitante al profundo drama que sufren las personas en la actualidad en el fenómeno de las migraciones.

Comprende dos espacios expositivos, por un lado fotografías cuya autoría corresponde al fotoperiodista Andrés Carrasco, captadas en dos puntos claves de la vía marítima de entrada de personas al continente europeo, principalmente en el Estrecho de Gibraltar y Tarifa, y por otro lado, chalecos salvavidas falsificados, cámaras neumáticas, remos y un bote hinchable que navegaba de Marruecos a Tarifa a la deriva, objetos que recuerdan de manera tangible los enormes riesgos que corren las personas migrantes y refugiadas en su larga y desesperada travesía.

Esta iniciativa pretende acercar al público a la realidad de la migración, invitando a reflexionar sobre la situación que padecen miles de personas en el mundo, que se arriesgan y ponen en peligro su vida y la de las personas más queridas de su entorno para encontrar un mundo mejor y poder vivir en él con dignidad y respeto.

José María Román ha agradecido la presencia de esta exposición en Chiclana. “Son tiempos complicados, por esos salvavidas falsos y por esas noticias falsas, que llegan a mucha gente que tienen un corazón solidario, pero que, llegado cierto momento, se creen esas noticias falsas que aparecen en redes sociales y que son mentiras”. También ha destacado que “con esta muestra se pretende que se vea la otra cara de lo que vivimos a nuestro alrededor, que parece que el mundo no lo ve y que no se cuenta. Por ello, tenemos que entender que hay muchas otras personas que están intentando vivir, que no le roban a nadie y a las que el estado no les está dando ningún privilegio”.

Además, ha reseñado que, al atender estas personas, “no se produce ningún desequilibrio, porque la obligación de las administraciones es intentar equilibrar la sociedad y esa obligación está por encima de todo. En estos momentos, existe un sentimiento patrio que navega por otros senderos y hace romper la convivencia entre las personas, porque no se articulan mecanismos o se tienen temores a que, al reconocer acciones de justicia social, vamos a ser proclives a que otros tengan un apoyo. Todo esto hay que combatirlo con verdades y tenemos que recordar que somos personas y somos solidarios. Precisamente, los episodios de ruptura llevan a los momentos de mayores inestabilidades y de posiciones bélicas”.

También ha recordado que “estamos llegando a un punto en el que el reconocimiento de la justicia social parece que es algo que no se puede decir, que se tiene que ocultar y estamos sucumbiendo ante los que avasallan con posiciones que no son de integración social. Por ello, hay que ir con satisfacción y orgullo con esos principios éticos con los que nos hemos criado y por los que tenemos que seguir trabajando”.

Además, José Chamizo ha reseñado que esta exposición muestra “hasta donde puede llegar la brutalidad humana, porque se vendían salvavidas que no servían para salvarse en el agua, sino que te hundían, porque por dentro llevaban papel. Esto se hacía en la isla de Lesbos”. También ha destacado que “la inmigración y los refugiados nos han puesto contra las cuerdas, en lo que a los derechos humanos se refiere, porque han demostrado que los derechos humanos vuelven a ser una utopía, ya que estamos impidiendo que estos derechos se actualicen. Esto ocurre en todos los países y ahora, con el miedo a la extrema derecha, los partidos se retraen más, porque gracias a la mano de obra inmigrante se realizan muchos trabajo en Andalucía, concretamente en Huelva y Almería”.

Chamizo también ha incidido en las mentiras que se vierten con respecto a los privilegios “que supuestamente tienen las personas inmigrantes y que no existen. Además, se van a denegar los certificados de residencia a los inmigrantes que acaban de cumplir los 18 años, si no acreditan que cobra 2.000 euros al mes y es una sentencia del Tribunal Supremo. Son sentencias injustas que lo que hacen es marginar más a estas personas. Es necesario el diálogo y lo que muestra esta exposición es la parte más dura de la inmigración y el refugio de estas personas”. Además, confía en que la gente que acuda la exposición, muestre su solidaridad y le llegue el mensaje que intentan transmitir.

Por su parte, Paco Perea ha explicado que la exposición “gira entorno a la inmigración y las migraciones. Hicimos un trabajo de la mano de Andrés Carrasco, tanto en Lesbos como en Tarifa, porque son dos rutas principales de entradas de migrantes a Europa. También hemos recopilado objetos, porque emocionalmente, la foto llega más cuando los objetos que aparecen están físicamente aquí”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deja tú comentario
Introduce tu nombre