domingo, abril 14, 2024
spot_img
InicioSierraMás de 100 guardias civiles participan en un operativo para desalojar a...

Más de 100 guardias civiles participan en un operativo para desalojar a la comuna hippie de Benaocaz

Más de un centenar de agentes de la Guardia Civil en la provincia de Cádiz están participando desde este jueves por la mañana en un dispositivo para desmantelar y desalojar la comuna hippie que, motivados por el ciclo lunar, el pasado mes de mayo se asentó ilegalmente en una finca privada dentro del Parque Natural de la Sierra de Grazalema, a unos tres kilómetros del municipio de Benaocaz.

El dispositivo se ha puesto en marcha tras obtener una orden dictada por el Juzgado de Instrucción de Ubrique con la que se procede al desalojo de este asentamiento, en el que hay también más de 100 personas y la retirada de los enseres, y que, según han indicado a Europa Press fuentes del operativo, se está desarrollando de forma pacífica.

La intención es que a lo largo del día de hoy el asentamiento sea desmantelado completamente y la zona quede libre de nuevo, aunque estas mismas fuentes han advertido que el proceso puede ser «largo» ya que «hay más de un centenar de personas y muchos enseres», por lo que no descartan que el operativo se prolongue hasta la noche.

En el dispositivo participan agentes de diversas especialidades de la Guardia Civil, como Seguridad Ciudadana, GRS, del equipo Pegaso con un dron y también del servicio Cinológico, entre otros.

Cabe recordar que el pasado mes de mayo, coincidiendo con el inicio del ciclo lunar que finaliza el 16 de junio, medio centenar de personas acamparon de manera ilegal en la zona subida a Fardela, en el término municipal de Benaocaz y enmarcado dentro del Parque Natural de la Sierra de Grazalema.

Una vez se supo de su establecimiento en esos terrenos, la Guardia Civil montó un dispositivo para evitar el acceso a la zona y que acudieran más personas para unirse a esta comuna. Como medida de persuasión, se han interpuesto numerosas sanciones por hacer fogatas y acampar, y se han ido desmontando las estructuras que montaban para evitar que se sintieran «cómodos».

Durante estas más de dos semanas, integrantes de la comuna hippie y vecinos de Benaocaz han convivido de manera tranquila, aunque con la presencia constante de la Guarcia Civil, ante un asentamiento pretendía mantener su presencia en esta zona hasta el 16 de junio, coincidiendo con el fin del ciclo lunar.

NACIONAL
- Advertisment -spot_img

ANDALUCÍA