El servicio de socorrismo de Cruz Roja Española presta 1.343 atenciones en las playas de Chiclana en agosto

    0
    277
    Imagen de archivo.

    De todas ellas, 1.039 han sido sanitarias de carácter leve, 214 han ido destinadas al baño asistido a personas con movilidad reducida, 42 a la ayuda a personas extraviadas, 29 rescates en el agua y 19 desplazamientos a centros sanitarios

     La actual temporada de playas se ha visto marcada por la incorporación de nuevos protocolos de prevención frente a la pandemia del COVID-19, tanto en los accesos a la playa como en la actividad de los equipos de socorrismo y atención sanitaria. El equipo del servicio de socorrismo y vigilancia de las playas de Chiclana, desarrollado por Cruz Roja Española con motivo del contrato firmado con el Ayuntamiento de Chiclana, ha realizado un total de 1.343 intervenciones durante el mes de agosto, resultando un total de 2.874 desde el pasado 15 de junio.

    Aunque la mayor parte de las atenciones de Cruz Roja Española son de tipo sanitario, sumando 1.039, generalmente de carácter leve, como picaduras, reacciones alergias, torceduras, cortes, o contusiones leves, cabe destacar las que se realizan dentro del servicio de baño asistido, con el que se facilita el disfrute de la playa a las personas con movilidad reducida. Para ello se cuenta con dos espacios totalmente accesibles, en la Segunda Pista de La Barrosa y en la playa de Sancti Petri, donde socorristas de Cruz Roja Española acompañan a las personas usuarias con sillas de ruedas anfibias que les permiten en baño. Durante el mes de agosto, se han realizado 214 atenciones de este servicio, que es totalmente gratuito. El baño asistido es un ejemplo de cómo Cruz Roja Española utiliza la innovación y la tecnología para mejorar la atención a las personas y grupos más vulnerables, para que puedan disfrutar del mar con seguridad.

    Otro de los servicios más valorados es el que facilita la localización de personas extraviadas por medio de un sistema de pulseras identificativas, que se solicitan de manera gratuita en el módulo central de Cruz Roja Española. En este mes han sido 42 las atenciones, sumando unas 350 en lo que llevamos de verano, principalmente niños y niñas, o personas con problemas de orientación.

    Además, se han realizado 29 rescates a personas y hasta 19 desplazamientos a centros sanitarios. Otro dato a tener en cuenta es que se han realizado cuatro simulacros. Cruz Roja Española también ha realizado durante el verano diversas actividades de sensibilización y cuidado medioambiental en las playas de Chiclana, como el muestreo y recogida de residuos, en el marco del proyecto #Libera, en colaboración con SEO/BirdLife y Ecoembes.

    Para garantizar la seguridad de bañistas y de los propios trabajadores de Cruz Roja Española, se han reforzado las medidas de seguridad, limitando el aforo de acceso a los botiquines, se han incrementado los equipos de protección (EPI) del personal, y se ha adaptado los protocolos de rescate y técnicas de reanimación cardiopulmonar para evitar posibles contagios. Por ejemplo, se ha sustituido el boca a boca por el uso de herramientas de insuflación artificial y equipos de ventilación mecánica.

    Además, Cruz Roja Española informa a los bañistas de manera continua sobre las obligaciones en el uso de mascarillas y la distancia de seguridad, y recuerda que es fundamental el cumplimiento de las obligaciones de seguridad para que todas las personas puedan disfrutar con tranquilidad de las playas de Chiclana. Las recomendaciones están relacionadas con el coronavirus, pero también con el respeto de las banderas o la prevención de accidentes de embarcaciones y motos de agua.

    Entre las novedades del servicio, cabe recordar que este verano se ha puesto en marcha de la línea telefónica 956 240 950, a la que puede llamar cualquier bañista antes de acudir a la playa para conocer el estado del aforo, así como el horario de las mareas, de las banderas, del viento y del mar.

    “El trabajo de Cruz Roja Española, sumado al Plan de Contingencia diseñado por el Ayuntamiento de Chiclana, han permitido que las playas chiclaneras hayan recibido el sello ‘Safe Tourism Certified’ que concede el Instituto para la Calidad Turística Española (ICTE), tras someterse a diversas auditorías que han evaluado el trabajo de prevención e intervención ante emergencias, así como el certificado ‘Andalucía Segura’”, ha recordado la delegada municipal de Playas, Ana González, destacando también que “estos nuevos sellos de seguridad se suman a otros distintivos que las playas de Chiclana han revalidado, como la bandera Q de Calidad Turística, el certificado ISO-14001, la distinción Ecoplayas, y la Bandera Azul, cuyos requisitos se han visto incrementados en 2020 debido a la pandemia”.

    Asimismo, el propio equipo de socorrismo de Cruz Roja Española cuenta con certificados de calidad ISO 9.001 y de gestión medioambiental 14.001, que garantizan la excelencia en la intervención en los servicios de playas en Chiclana. Todos estos certificados sitúan a Chiclana como un referente del turismo en toda España y sus playas entre las mejores de toda Europa.

    En este sentido, la delegada ha agradecido “el magnífico trabajo de los profesionales de Cruz Roja Española, que están llevando un magnífico trabajo en lo que llevamos de año, especialmente, desde la apertura de las playas chiclaneras”. “Estamos ante un verano atípico como consecuencia de la pandemia del COVID-19, por lo que se ha tenido que redoblar esfuerzos y poner en marcha un nuevo protocolo de actuación que, hasta la fecha, está funcionando perfectamente”, ha expresado Ana González.

    El dispositivo de Socorrismo y Vigilancia de Cruz Roja Española en Chiclana se puso en marcha el pasado 28 de febrero y ha permanecido activo durante todos estos meses con labores de seguridad y prevención en el entorno de la costa, así como de atención a la población que vive en esta zona. El pasado 15 de junio, se reforzó el equipo, que está compuesto por 70 personas, entre socorristas, personal médico y enfermero, además de jefes de equipo.

    Hasta el próximo 15 de septiembre, el servicio de playas de Cruz Roja Española se inicia cada día a las 11 horas y está operativo hasta las 21 horas; cuenta con 11 torretas de vigilancia a lo largo de la Barrosa y Sancti Petri, cuatro botiquines cardioseguros. El botiquín central, además, cuenta con equipo médico y material asistencial para la atención de pacientes críticos, dos ambulancias, una de ellas tipo UVI móvil, embarcaciones, motos de agua y tablas de salvamento, además de vehículos de apoyo y rescate, uno de ellos con equipamiento de Soporte Vital Avanzado.

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor deja tú comentario
    Introduce tu nombre