La Junta iniciará tras el verano las obras de la vía ciclopeatonal entre San Fernando y Chiclana

    0
    392

    La Consejería de Fomento firma un convenio con los ayuntamientos para ejecutar el camino por el Parque Natural de la Bahía de Cádiz

    La Consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio iniciará tras el verano las obras de construcción de un camino ciclopeatonal de más de cinco kilómetros que conectará San Fernando y Chiclana de la Frontera a través del Caño de Sancti Petri, en el Parque Natural de la Bahía de Cádiz. Esta actuación cuenta con una inversión de 2,6 millones de euros y se enmarca dentro de la ruta Eurovelo 8 de cicloturismo, que discurre de este a oeste a través de toda la costa mediterránea y pasa por once países europeos. Para su ejecución, la Administración autonómica ha firmado este mes un convenio de colaboración con los ayuntamientos de San Fernando y Chiclana de la Frontera.

    El camino peatonal y ciclista recorrerá 5,4 kilómetros que unirá ambas ciudades a través de un recorrido de interpretación paisajística por el Parque Natural de la Bahía de Cádiz. Este sendero comenzará por el puente de la Vaera en San Fernando y finalizará en el recinto ferial de Chiclana. Discurre íntegramente dentro del ecosistema de caños mareales de la Bahía de Cádiz, entre los que destaca el extenso canal del Caño de Sancti-Petri, con una longitud de 17 kilómetros, dentro del ámbito de mayor concentración de salinas de Andalucía.

    Para ello, se intervendrá en caminos existentes y se acondicionará las vueltas de afuera de las salinas. Además, se construirán cuatro pasarelas para salvar los cruces sobre los caños fluviales. La pasarela de mayor longitud será la que atraviesa el Caño de Sancti Petri, con 199 metros.

    El itinerario discurre por zonas especiales de conservación de la Bahía de Cádiz, incluidas dentro de la Red Ecológica Europea, y la zona LIC Rio Iro. El ámbito territorial del proyecto pertenece a la Red Natura 2000, y por tanto, cumple una función esencial como corredores ecológicos del ecosistema mareal, favoreciendo el buen estado ecológico de los hábitats singulares, sobre todo de peces y aves, además de la flora autóctona de la zona inundable.

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor deja tú comentario
    Introduce tu nombre