Se reanuda a puerta cerrada el juicio por la supuesta violación grupal de Sanfermines

    0
    516
    Palacio de Justicia

    El juicio por la supuesta violación grupal de los Sanfermines se ha reanudado finalmente a puerta cerrada después de que el tribunal sentenciador haya estado deliberando sobre la posibilidad de abrir las sesiones al público.

    No obstante, sí se ha decido que el último día se permitirá el acceso del público para asistir a las conclusiones que presentarán las partes.

    Los tres magistrados de la Sección Segunda de la Audiencia de Navarra han estado deliberando durante la mañana si aceptaban abrir el resto de sesiones al público, a propuesta del abogado Agustín Martínez Becerra, letrado de tres de los acusados. Las acusaciones se han mostrado en contra.

    Martínez Becerra ha realizado esta propuesta después de que a su vez el tribunal haya planteado que la sesión de conclusiones sea abierta, algo que han aceptado todas las partes.

    Sin embargo, la sesión de este jueves se ha retomado sin público, con la declaraciones de varios policías y testigos. El tribunal sentenciador decretó antes del inicio del juicio que las sesiones se desarrollarían íntegramente a puerta cerrada para proteger «el derecho fundamental a la intimidad» de la denunciante, así como para salvaguardar a ella y a los cinco acusados de una «indeseada e indeseable exposición pública aireando aspectos relativos a su intimidad corporal y vida sexual» que pertenecen a la esfera personal.

    Por tanto, ni familiares de los acusados, ni de la denunciante, ni el público en general, ni los medios de comunicación han podido acceder a las sesiones que se han ido celebrando a lo largo de la semana.

    «esto no se trata de empezar a jugar a ver quién filtra el comentario que más le favorece».

    Esta mañana, a su llegada al Palacio de Justicia para el inicio de la cuarta jornada del juicio, Agustín Martínez Becerra ha lamentado que «desde las acusaciones en algún caso se está vertiendo información que no responde a la realidad de lo que está sucediendo en la sala» y ha afirmado que «esto no se trata de empezar a jugar a ver quién filtra el comentario que más le favorece».

    Además, ha señalado que «esto es un juicio» y ha pedido que «dejen por favor trabajar al tribunal» en referencia a la «presión social y en redes sociales que está haciendo un increíble juicio paralelo».

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor deja tú comentario
    Introduce tu nombre