Chiclana recuerda al misionero Pedro Manuel Salado

    0
    1603

    Esta es la placa que desde hoy recuerda a Pedro Manuel Salado, el misionero chiclanero que hace seis años perdió la vida rescatando del agua a unos niños en Ecuador. En este rincón y en la calle que le vio nacer hace ahora 50 años, le han recordado hoy el alcalde, familiares y amigos y miembros del Hogar de Nazaret.

    Pedro Manuel Salado nace el 1 de enero de 1968, siendo el tercero de seis hermanos. Llega al Hogar de Nazaret como joven voluntario en el verano de 1987, atrayendo a los niños con su guitarra y con su humildad. En este mismo año comienza el noviciado en el Hogar de Nazaret de Córdoba, emite los primeros votos el 15 de agosto de 1990 y permanece en Córdoba dirigiendo uno de los cinco hogares que por entonces había en esa ciudad.

    En 1999 es destinado a Ecuador, al hogar que hay en la ciudad de Quinindé y en el año 2002 asume la dirección de la escuela Santa María de Nazaret. En 2012,  la comunidad misionera fue con los niños que tienen acogidos, a una playa cercana a la misión. Cuando jugaban cerca de la orilla, un remolino se llevó a siete hacia dentro. El hermano Pedro, a pesar del respeto que le tenía al mar, no dudó en lanzarse al agua y los fue sacando uno por uno. Tras sacar a los dos últimos fallecía en la orilla totalmente exhausto.

    Por esta gesta, Pedro Manuel Salado recibió la Medalla de Oro de la ciudad a título póstumo, entregada a su madre Pilar de Alba en diciembre de 2012. Además,  el 5 de Febrero de 2017 se descubrió una estatua en su honor en la Plaza Jesús Nazareno, con motivo de la conmemoración del quinto aniversario de su fallecimiento.

     

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor deja tú comentario
    Introduce tu nombre