España se estrena en Comisión prometiendo más atractivo fiscal para Andalucía y con reproches por el patrimonio

0
19

La consejera de Economía, Hacienda y Fondos Europeos, Carolina España, se ha estrenado este jueves en la Comisión del ramo en el Parlamento andaluz presentando sus líneas maestras para esta legislatura, en la que destaca la promesa de seguir con las políticas que hacen de Andalucía «el mejor lugar para invertir», una hoja de ruta a la que todos los grupos han mostrado reproches. Desde el PSOE-A y Por Andalucía, por la reciente supresión del impuesto sobre el patrimonio, y desde Vox por entender que la nueva bajada de impuestos se queda corta.

El estreno de España ha estado inevitablemente marcado la bajada fiscal anunciada y aprobada esta semana por la Junta, que incluye la deflactación de los primeros tres tramos de IRPF en su tipo autonómico y la bonificación al 100% de impuesto sobre el patrimonio. Cuestiones que ha abordado tras presentar sus objetivos al frente de la Consejería: impulsar la actividad económica y empresarial; gestionar «eficazmente» fondos públicos; elaborar un presupuesto equilibrado y con «baja fiscalidad» y «fortalecer los servicios públicos de calidad».

«Estamos convirtiendo a Andalucía no sólo en la mejor tierra para vivir, sino también para invertir», ha señalado España, que ha remarcado que su intención es «inaugurar un tiempo nuevo» que se va a construir sobre «la sólida base del diálogo y el consenso permanente» y que tendrá cuatro ejes esenciales, uno de los cuales será la reforma fiscal. En este punto se ha referido a las medidas aprobadas esta semana, indicando que buscan «facilitar a los contribuyentes andaluces hacer frente a la elevada inflación y facilitar el aumento de la actividad económica, lo que favorecerá la incorporación de nuevos contribuyentes».

Un discurso con el que se han mostrado disconformes los grupos de PSOE-A y Por Andalucía. Desde el grupo socialista, la diputada Alicia Murillo ha apuntado que con la deflactación «a las clases medias les rebajan 14 euros al año», en tanto con la supresión del gravamen al patrimonio «a las élites les rebajan 5.500 euros al año». «¿A quiénes benefician ustedes, a las clases medias o a las élites», se ha preguntado Murillo, que ha pedido otras medidas, como reducir las tasas de la ITV o la selectividad, «que sí alivian a familias», o medidas fiscales para facilitar el acceso a la vivienda.

También ha mostrado su disconformidad por las quejas de la Junta al Gobierno en lo referido a las transferencias de fondos europeos. «Esperamos que hagan una buena gestión, lo que no queremos es entrar en la campaña electoral que tienen permanentemente con el señor (Pedro) Sánchez», le ha dicho a la consejera, que había pedido apoyo de los grupos «para defender los intereses de Andalucía».

Críticas también por parte de Por Andalucía, cuya portavoz, Inma Nieto, ha considerado que la reforma fiscal aprobada esta semana «pasa por encima de la cabeza a millones de andaluces» que no sentirán, ha dicho, esa deflactación del IRPF. «Un 43% de hogares andaluces pasan fatiga para llegar a fin de mes», ha apuntado Nieto, que ha considerado que en la senda económica elaborada por la Junta no se atienden las necesidades de la población más vulnerable y «se debilita el autogobierno» porque «se desprenden de recursos imprescindibles para atender los servicios públicos» al reducir su recaudación por suprimir el gravamen al patrimonio.

«Ahora el grueso del dinero para poner solución a los problemas viene de transferencias estatales y su propio dinero pesa menos en el presupuesto de lo que aporta el Estado», ha sentenciado Nieto.

Los reproches han llegado también de Vox, pero por un análisis opuesto, que sostiene que la rebaja fiscal es insuficiente. «Deflacten la tarifa del IRPF pero no así», le ha dicho el diputado Javier Cortés, que ha solicitado que se baje «medio punto en todos los tramos de la escala autonómica» de este gravamen, y ha criticado que se hable de suspender solo el canon del agua. «Vox solo se conforma con la supresión de todos los impuestos propios de la comunidad», ha avisado.

El diputado de Vox ha pedido también un recorte del gasto «superfluo» y que se «adelgace la administración autonómica», además de «dejar la revolución verde aparcada para ir a la revolución del sentido común».

«DEJEN EL MANTRA DE LOS RICOS Y POBRES, PORQUE NO SE LO CREE NADIE»

En respuesta, la consejera ha asegurado que desde el Gobierno andaluz están «orgullosos» de que con este paquete fiscal Andalucía sea la segunda comunidad «más competitiva». «El patrimonio es un impuesto que no existe en ningún país de la UE, solo en España. Es obsoleto, prima la huida de capitales e inversión», ha sostenido España, que ha recordado que ese impuesto fue eliminado por José Luis Rodríguez Zapatero cuando era presidente del Gobierno y ha pedido a la oposición «un criterio único» sobre este asunto.

Con respecto a las críticas del PSOE-A y Por Andalucía sobre la bajada fiscal y otras medidas, como los impuestos a los beneficios extraordinarios de las eléctricas, les ha pedido que «dejen el mantra de los ricos y pobres, porque no se lo cree nadie». «Se están ustedes cargando las clases medias. El 82% de los contribuyentes andaluces están en los tres primeros tramos, que es lo que vamos a deflactar», ha agregado, para defender la medida.

Junto al bloque fiscal, las otras prioridades presentadas por España pasan por el fortalecimiento de los servicios públicos. En concreto, sobre la sanidad, la educación y la atención a la dependencia ha subrayado que «son esenciales e irrenunciables», por lo que, ha anunciado, se van a consolidar y ampliar «para todas las familias andaluzas».

Asimismo, se avanzará con la simplificación administrativa con el objetivo de atraer nuevas inversiones para Andalucía. España se ha referido, en este sentido, a la importancia de contar con una regulación «ágil» que facilite la actividad económica, el emprendimiento, la captación de inversiones y de talento y la creación de empleo de calidad.

El cuarto y último eje destacado ha sido el calificado como «nueva economía». «Avanzaremos en una economía vinculada a la sostenibilidad, la innovación y el conocimiento», ha explicado la consejera, que ha anunciado además que se pondrán en marcha «medidas dirigidas a dinamizar sectores reales de nuestra economía y a propiciar la creación de empleo», algunas de las cuales tendrán efecto inmediato, si bien otras comenzarán a percibirse en el medio plazo.

La consejera ha realizado durante su intervención un análisis de la coyuntura económica internacional que afecta a Andalucía –problemas de suministros, subida de los precios energéticos, elevada inflación–, «un complicado escenario en el que nos toca tomar decisiones y gobernar». Por esta razón, ha señalado que «los poderes públicos, los miembros del Gobierno y todos los dirigentes políticos estamos obligados a trabajar con el objetivo de generar confianza y seguridad, y crear certidumbres, y para ello tenemos que apoyarnos en el diálogo y el consenso para alcanzar acuerdos».

Dentro de los objetivos cuenta con especial prioridad la elaboración del Presupuesto para 2023, que tendrá, según España, un «marcado carácter social», porque, ha asegurado, «priorizará la sanidad, la educación, las políticas sociales y la creación de empleo».

También «aprovechará al máximo los Fondos Europeos que puedan llegar a Andalucía» para «estimular nuestro crecimiento y el tejido productivo». Por esta razón, ha anunciado que su Consejería trabaja en estos momentos en «alinear los Presupuestos con los objetivos climáticos establecidos por la UE y en la elaboración de marcos de emisión de deuda verde y sostenible».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deja tú comentario
Introduce tu nombre