La provincia de Cádiz ha arrancado este lunes, 4 de mayo, la fase cero de la desescalada

    0
    180

    La provincia de Cádiz ha arrancado este lunes, 4 de mayo, la fase cero de la desescalada hacia la «nueva normalidad», que si las cifras de contagios lo permiten, llegará a finales del mes de junio.

    Una de las primeras medidas de relajación del confinamiento se llevó a cabo la semana pasada permitiendo las salidas de menores de 14 años. Este sábado se ha sumado la salida de los adultos para paseos y hacer deporte, en los horarios fijados para ello. A partir de hoy se suma la reapertura, con matices, de algunas actividades económicas como peluquerías y pequeños comercios o de restaurantes que vendan comida para llevar.

    Así, los pequeños comercios que desde hoy ya están funcionando son los que disponen de menos de 400 metros cuadrados y lo están haciendo con cita previa para la atención individual de clientes.

    Los establecimientos deberán desinfectarse dos veces al día y deberán tener dispensadores de gel hidroalcohólico.

    Se establecerá un horario de atención o un pasillo preferente para personas mayores de 65 años.

    En el caso de las peluquerías podrán abrir siempre y cuando puedan concertar citas previas.

    Los establecimientos de hostelería y restauración solo podrán permanecer abiertos al público durante el horario de recogida de pedidos y podrán establecer un sistema de reparto a domicilio preferente para los colectivos más vulnerables a la infección por Covid-19, como personas mayores de 65 años.

    Así se recoge en la Orden del Ministerio de Sanidad publicada este domingo y que ha entrado en vigor este lunes, 4 de mayo.

    Para realizar el servicio de recogida, el cliente podrá llamar por teléfono o contactar con el restaurante de forma ‘online’ y este fijará un horario de recogida del mismo «evitando aglomeraciones en las inmediaciones del establecimiento». Además, la orden precisa que «solo podrán permanecer abiertos al público durante el horario de recogida de pedidos».

    El Ministerio de Sanidad especifica que no podrán incorporarse los trabajadores que estén en aislamiento domicilio por tener Covid-19 o alguno de los síntomas compatibles con esta enfermedad, así como aquellos en cuarentena por haber tenido contacto con alguna persona que ha presentado síntomas o ha sido diagnosticada.

    Asimismo, la empresa debe asegurar que los trabajadores cuenten con equipos de protección individual (EPIs), como mascarillas y geles hidroalcohólicos o jabón para la limpieza de manos.

    También se deberá poner a disposición de los clientes el uso de geles hidroalcohólicos y papeleras con tapa de accionamiento no manual a la salida del establecimiento.

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor deja tú comentario
    Introduce tu nombre