Nuevos cortes de carretera en la huelga del metal al no alcanzar un acuerdo

    0
    330

    Nos encontramos en la tercera jornada de la huelga indefinida del metal con nuevos cortes de carretera al no alcanzar un acuerdo con la patronal esta madrugada, tras 12 horas de negociación en una reunión convocada por la Junta en Sevilla. Según los sindicatos, las negociaciones se han roto porque la patronal «no ha planteado nada”, según han asegurado.

    La huelga indefinida en el sector del metal de la provincia de Cádiz cumple este jueves su tercera jornada con nuevas barricadas y concentraciones en las puertas de industrias tractoras como los centros de Navantia, Airbus o Alestis después de que la reunión convocada por la Consejería de Empleo, Formación y Trabajo Autónomo de la Junta de Andalucía con la Federación de Empresas del Metal de la provincia de Cádiz (Femca) y representantes sindicales haya concluido sin acuerdo tras más de 12 horas de negociación.

    Según fuentes sindicales, la cita convocada a las 17,00 horas de este miércoles en Sevilla ha concluido de madrugada sin acuerdo, por lo que los trabajadores han decidido protagonizar una nueva jornada de protestas en la que han llegado a cortar a primera hora el Puente Carranza a la altura del acceso al Astillero de Navantia en Puerto Real. Luego se han ido a pie por las calles de la ciudad hasta llegar a la sede de la Confederación de Empresarios de Cádiz donde han continuado sus protestas.

    Según el responsable de Industria de CCOO en Cádiz, Juan Linares, las negociaciones se han roto porque la patronal «no ha planteado nada» durante la reunión convocada por la Junta y han decidido abandonar el encuentro en una «actitud muy irresponsable», según han afirmado.

    Por su parte, la Federación de Empresarios del Metal de la provincia de Cádiz ha reiterado hoy que la posición sindical sigue siendo inasumible y no muestra voluntad de acercar posturas. FEMCA esperará a recibir señales de voluntad de cambio en los sindicatos antes de volver a sentarse en una mesa de negociación, según han afirmado.

    El foco del conflicto se centra en la renovación del convenio colectivo, cumplido desde diciembre del pasado año. Para la patronal, las subidas del 2, 2,5 y 3% que piden los representantes de los trabajadores, además de la rebaja de cuatro horas de trabajo cada año, conllevarían a «la desaparición de la industria gaditana, que tendría que competir con la de otras provincias que parten de una situación más ventajosa», según consideran.

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor deja tú comentario
    Introduce tu nombre