Detenidas en Jerez ocho personas presuntamente dedicadas al cultivo de marihuana en VPO

0
94

Agentes de la Policía Nacional especializados en la lucha contra el tráfico de drogas han detenido a ocho personas para desmantelar un entramado delictivo establecido en Jerez de la Frontera (Cádiz) dedicado al cultivo y procesado de marihuana (cannabis sátiva) para introducirlo directamente en el mercado negro local, nacional o europeo.

Para ello, los detenidos supuestamente habían ocupado y transformado totalmente cinco viviendas ubicadas en un mismo bloque de viviendas de ocho alturas propiedad, en su totalidad, de la Junta de Andalucía, y cuyo fin debe ser el de ofrecer alquileres sociales a personas con pocos recursos.

Según ha informado la Policía en una nota, la intervención derivó de una investigación comenzada hace varios meses en la que se requisaron varios kilos de esta sustancia a bordo de un vehículo conducido por dos varones en la zona sur de Jerez.

Los individuos trataron, en aquella ocasión, de darse a la fuga, pero fueron interceptados y detenidos por los agentes. En las pesquisas posteriores, la Policía comprobó que estos individuos pertenecían a grupos delincuenciales establecidos en Sanlúcar de Barrameda y que se habrían desplazado expresamente a la zona de la barriada de la Constitución en Jerez para realizar la compra de la sustancia intervenida.

Así, y siguiendo este hilo investigativo para localizar a los suministradores en la zona, los agentes profundizaron en las pesquisas, averiguando cómo en un bloque de viviendas de la Plaza Santa Teresa de Jesús se estaban utilizando varias viviendas ubicadas en diferentes alturas como lugar de cultivo y procesado de plantas de marihuana por un mismo grupo delictivo.

Para la Policía, todo ello quedó constatado por diferentes indicios claros de la actividad ilícita que se estaba produciendo, tales como el fuerte olor irritante desprendido de estas plantas, calor excesivo en las paredes de las viviendas, filtraciones de agua en techos y paredes, ruido constante de aparatos de aire acondicionado, así como el gran consumo de fluido eléctrico en la comunidad.

Todo lo anterior, junto con la presencia constante de personas ajenas a la finca, contribuyó a un detrimento evidente de la calidad de vida del resto de vecinos del bloque, personas y familias de condición económica humilde que se veían además coaccionados para que no manifestaran sus quejas.

Una vez presentadas todas estas pruebas ante la Autoridad Judicial, los agentes obtuvieron los pertinentes autos para practicar los registros simultáneos en cinco viviendas del mismo edificio, concretamente en las plantas segunda, cuarta y octava.

Además de las ocho detenciones, la operación policial concluyó con la intervención de 808 plantas de marihuana, multitud de utensilios y aparatos para el cultivo de esta sustancia (54 balastros magnéticos, 45 conjuntos de lámparas halógenas, 18 ventiladores, ocho cuadros eléctricos, ocho filtros de carbono, así como tres bidones de fertilizantes); además de 71 comprimidos de anabolizantes; 751 euros y 146,8 gramos de hachís.

Los detenidos son cinco varones y tres mujeres entre 19 y 51 años de edad. A todos ellos, además, les constan antecedentes anteriores, y han sido detenidos como presuntos responsables de los delitos contra la salud pública y de defraudación de fluido eléctrico, siendo trasladados a la Comisaría de Jerez, donde han ingresado el área de calabozos.

La Policía ha detallado que todas las instalaciones desmanteladas se nutrían de energía eléctrica mediante enganches ilegales artesanales a los cuadros de contadores de la luz comunes del edificio, suponiendo un peligro real y grave de incendio por sobrecarga, un riesgo que en edificios de tantas alturas y viviendas pueden adquirir extrema gravedad.

Inmediatamente después de dar por terminado el atestado policial, los detenidos han sido escuchados en declaración por la Autoridad Judicial competente en funciones de Guardia.

La investigación ha sido efectuada por el Grupo de Estupefacientes adscrito a la Brigada de Policía Judicial de la Policía Nacional, siendo apoyados en su intervención por vehículos uniformados de la Unidad de Prevención y Reacción (UPR) de la Brigada de Seguridad Ciudadana de la Comisaría de la Policía Nacional en Jerez de la Frontera y por el Grupo Beta de Policía Administrativa del Cuerpo de la Policía Local de Jerez de la Frontera.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deja tú comentario
Introduce tu nombre