El alcalde visita las instalaciones de ‘La Cremita’ en Pelagatos

    0
    1226

    El panadero y pastelero Daniel Ramo explica de primera mano el trabajo de elaboración y creación, así como la calidad de la materia prima que utilizan, lo que les hace ser un referente a nivel nacional

    El alcalde de Chiclana, José María Román, ha visitado al panadero y pastelero Daniel Ramos, en su obrador ‘La Cremita’, ubicado en el Polígono Industrial de Pelagatos. Una visita en la que también han estado presentes el delegado municipal de Fomento, Adrián Sánchez, y el delegado municipal de Juventud, José Alberto Cruz. Durante esta visita, Daniel Ramos ha explicado de primera mano el proceso de elaboración de sus productos de panadería y pastelería, la calidad de la materia prima que usan para dicha elaboración, así como la innovación en sus panes, picos o regañás, entre otros. En el mostrador de su panadería se pueden encontrar panes de chicharrones, morcilla, chocolate, pan de campo y hasta de chocos, entre otros.

    José María Román ha dado la enhorabuena a Daniel Ramos por el gran trabajo que realiza y ha reseñado que estas instalaciones esconden una “agradabilísima sorpresa, porque lo que en panes nos encontramos aquí creo que es muy difícil encontrarlo en otro lugar de España”. Además, ha explicado la importancia que tiene que “la fermentación ocurra donde debe ocurrir, con una variedad de productos increíble en la bollería y en la panadería, trabajando con productos totalmente naturales y con unas aspiraciones y una capacidad brutales. Es difícil encontrar otro calificativo”.

    Además, el alcalde de Chiclana ha recordado que este verano un crítico gastronómico de primer nivel como es José Carlos Capel se interesó por ‘La Cremita’. “La crítica realizada en el periódico ‘El País’ fue increíble y las alabanzas realizadas realmente son impagables, pero viniendo de la personas que venía, hay que decir que esta loa era altamente contrastada. Cuando este señor es capaz de decir todo lo bueno que dijo sobre el trabajo de Daniel Ramos y su equipo, quiere decir que esa labor no deja lugar a dudas. Esto los ha situado en un nivel altísimo y es una satisfacción para Chiclana que Daniel Ramos sea sinónimo de calidad, a base de trabajo y de echar horas”.

    Por su parte, Daniel Ramos ha explicado que usan una materia primera de primera calidad, con masa madre de cultivo, harinas ecológicas, nada de aditivos, mucho tiempo y mucho amor. “Este pan no tiene otro secreto más que el echarle muchas horas y muchas fórmulas que no sirven, pero a base de constancia y de esfuerzo se sale adelante”, ha señalado.

    Además, ha destacado que se les conoce a nivel nacional, sobre todo porque se dedican a la alta restauración. “Para ello, nos sentamos con los jefes de cocina tres o cuatro veces al año, para ver qué y cómo hacemos los productos que necesitan, así como conocer qué han visto ellos en sus viajes internacionales y, a partir de eso, qué quieren que nosotros elaboremos. Ayer mismo, Ángel León nos pidió el pan sopako. No lo había escuchado en mi vida, pero nos pusimos a investigar y acabamos haciéndolo. Esto te ayuda a conocer cosas que no sabes que existen y a conocer la forma de elaborarlas”, ha explicado Daniel Ramos, incidiendo en que trabajan con los restaurantes de Ángel León, así como con otros como ‘El Faro’, ‘El Chato’, ‘Barra 7’, ‘Soprani’ o ‘El Campero’, siendo casi una veintena de establecimientos de primer nivel, “teniendo el cupo cerrado, porque no podemos abarcar más”.

    “Se trata de un proyecto de muchas horas y mucha dedicación, renunciando a muchas otras cosas. La recompensa es que poco a poco vamos recogiendo los frutos de todo el esfuerzo que estamos realizando”, ha reseñado.

    Daniel Ramos

     Comienza su carrera profesional en la cadena hotelera Hipotels en la ciudad, siendo el segundo de pastelería para todos los hoteles, en una época muy importante para él por su conocimiento sobre gestión y producción. Tras 10 años, puso en marcha la pastelería del Parador Atlántico en Cádiz y posteriormente inició junto a su mujer el proyecto de la pastelería ‘La Cremita’,  en Chiclana. Al tiempo, con el crecimiento, se interesa por la panadería. Cuatro años de formación, estudiando y aprendiendo con profesionales del pan artesano.

     Actualmente acaba de estrenar un horno de leña en su obrador de panadería, en el que cada madrugada inicia la jornada de elaboración de pan. Además, quiere recuperar la tradición panadera, desde la molienda de la harina hasta la cocción del pan.

     Tienen una filosofía de elaboración afrancesada, donde las fermentaciones son largas y a bajas temperaturas y las cocciones en leña a altas temperaturas. Por ello, su afán es acercar a los chiclaneros y visitantes ese pan que ya no existe y que tanto ama. Elabora regañas, picos, panes de hamburguesa, molde, brioches… Y panes de diferentes harinas como, espelta, kamut, tritordeum, centeno, cebada, etc…

     

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor deja tú comentario
    Introduce tu nombre