domingo, mayo 26, 2024
spot_img
InicioChiclanaLa Guardia Civil interviene en un reñidero de gallos ilegal en Chiclana

La Guardia Civil interviene en un reñidero de gallos ilegal en Chiclana

Durante el transcurso de la inspección del local, los agentes observaron más de una decena de infracciones por carecer de documentación legal y maltrato animal

De los más de 120 ejemplares, 50 de ellos habían participado en peleas de forma irregular y 14 presentaban diversas lesiones.

Efectivos de la Guardia Civil de Cádiz pertenecientes al Servicio de Protección de la Naturaleza de Jerez (SEPRONA) y varios efectivos de Seguridad Ciudadana de Chiclana, han realizado una actuación en un reñidero de gallos organizado por una peña gallística de la localidad. Durante el transcurso de la inspección del local, los agentes observaron diversas infracciones por carecer de documentación legal y maltrato animal. De los más de 120 ejemplares, 50 habían participado en peleas de forma irregular y 14 presentaban diversas lesiones.

La intervención se desarrolló el pasado día 20 cuando agentes del SEPRONA tuvieron conocimiento de la existencia inminente de una pelea de gallos que se estaba llevando a cabo en las instalaciones de una peña gallística situada en la planta superior de un local hostelero en Chiclana de la Frontera.

Los agentes hallaron 125 ejemplares ubicadas en diferentes galleras de las cuales 50 ya habían participado en peleas ese mismo día, careciendo de la autorización necesaria para la concentración de aves de corral, por la prohibición existente con motivo de la gripe aviar y documentación en regla del local para poder celebrar este evento deportivo, así como del control e identificación de las aves y sus propietarios. Del mismo modo se pudo comprobar que el estado de 2 de las 14 aves lesionadas que habían participado en las peleas era a todas luces lamentable.

Por tales hechos han sido cursadas más de una decena de denuncias a las autoridades competentes por infracciones en materia de maltrato de animales a los propietarios de los mismos, y por permitir la entrada de no socios, por carecer en el momento de la inspección de licencia de apertura, de la autorización para concentración de animales y por tener numerosos animales sin identificar, al presidente del establecimiento. Los animales han quedado bajo custodia de sus propietarios para que sean asistidos por un veterinario oficial.

NACIONAL
- Advertisment -spot_img

ANDALUCÍA