El Ayuntamiento trabaja para solventar la problemática de las parcelas proindivisas a través de la Ordenanza de Regularización

    0
    321

    Urbanismo ya ha tramitado la segregación de 63 parcelas desde 2018, mientras que el número de solicitudes asciende a un total de 202 parcelas

    El Ayuntamiento de Chiclana continúa trabajando en el desarrollo de los suelos urbanos no consolidados de Chiclana, a través de las Ordenanzas de Regularización, con el objetivo de facilitar a los propietarios de parcelas en estas zonas del municipio el desarrollo de dichos suelos, con trámites como la segregación de parcelas o la regularización de las viviendas existentes. En este sentido, la Junta de Gobierno Local ha aprobado desde 2018, con la entrada en vigor de las Ordenanzas de Regularización, licencias de segregaciones en suelos urbanos no consolidados para un total de 24 parcelas, mientras que 39 se encuentran en trámite y el número total de solicitudes asciende a 202 parcelas.

    Asimismo, hay que resaltar que existe una diferenciación ante las solicitudes de licencia de segregación para parcelas vacías y parcelas con edificaciones. “Se trata de una forma de resolver los proindivisos, un problema muy significativo de Chiclana, puesto que existen muchos casos de una parcela catastral que cuentan con varias participaciones en la propiedad”, según ha indicado la delegada municipal de Urbanismo, Ana González, quien ha resaltado que “todo esto afecta a numerosas personas fundamentalmente de Chiclana, aunque también de otros municipios de la provincia de Cádiz e, incluso, de fuera de la misma”. “Con todo ello, esta licencia de segregación permitirá que cada propietario no tendrá ya una cuota de participación de la parcela matriz, sino que será dueño de su trozo”, según ha aclarado.

    «El trámite para obtener la licencia de segregación será mucho más sencillo en aquellas parcelas sin edificación alguna existente y podrá ejecutarse en el plazo de uno a dos meses», según ha indicado González, quien ha añadido que, “en caso de que haya alguna vivienda ya construida, se requerirá un certificado de legalización de cada vivienda existente, cumpliendo cuestiones como que es apta para su uso y que haya pasado el plazo de seis años para que la administración pueda actuar, regularizando así la edificación y, por tanto, la parcela”. “Además, hay que tener en cuenta que, para poder resolver esta cuestión, es necesario que actúen todos los propietarios existentes en la parcela primigenia”, según ha aclarado.

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor deja tú comentario
    Introduce tu nombre