El proyecto ‘El árbol de los sueños’ ha beneficiado a 20 menores de Chiclana de entre 2 y 12 años

    0
    742

    Este programa tiene como objetivo llevar  la ilusión de estas fechas navideñas a un número de niños y niñas de la ciudad

     El proyecto ‘El árbol de los sueños’ ha beneficiado a 20 menores de Chiclana de entre 2 y 12 años este año. Así lo ha anunciado el delegado municipal de Familia e Infancia, Francisco José Salado, y el director de Área de Negocio de la zona de Chiclana y la Janda de La Caixa, José David Rivera. Este programa se ha desarrollado en toda España y tiene por objetivo llevar la ilusión de estas fechas navideñas a un número de niños y niñas de la ciudad. “Este árbol de cartón reciclado se ha podido ver en cualquier oficina de la Caixa y ha sido capaz de transformar los sueños y las ilusiones de los más pequeños en realidad. Cada una de las bolas de navidad que adornaban este árbol representaba una de las ilusiones de nuestros pequeños escrita en su particular carta a los Reyes Magos”, ha destacado el delegado.

    “Para cada sueño, para cada ilusión escrita directamente por los niños y niñas se ha destinado un importe máximo de 40 euros. Los clientes de las distintas sucursales de La Caixa en Chiclana han podido participar de esta iniciativa solidaria y han podido hacer realidad estos sueños”, ha explicado Salado, que también ha incidido en que “como no podía ser de otra manera, el Ayuntamiento se ha sumado a esta iniciativa solidaria en favor de aquellas familias que están atravesando por diversas dificultades. Sin duda alguna, es un granito de arena más que hay que sumar al resto de proyectos sociales que se llevan a cabo en nuestra ciudad y que van de la mano de esta entidad bancaria como es La Caixa”.

    Además, el edil ha reseñado que, “desde el Ayuntamiento agradecemos a todas las familias que han participado, al personal técnico de esta casa, a los clientes de La Caixa por hacer posible este bonito proyecto y a los empleados de esta entidad bancaria por hacernos partícipes de este tipo de campañas solidarias que tienen como objetivo el hacer la vida más fácil de las familias que presentan cualquier tipo de dificultad”.

    Por su parte, José David Rivera ha señalado que “en el área de negocio que llevamos aquí han sido más de 100 los niños beneficiados y por ello hay que agradecer la colaboración de los ayuntamientos, porque nos permiten llegar a los niños en situación de vulnerabilidad y en estas fechas es aún más importante”. También ha destacado que este año se han destinado “unos 80.000 euros en la zona a proyectos sociales, algo que nos satisface”, destacando, además, en este proyecto de ‘El árbol de los sueños’, “la implicación directa de los clientes, que es fundamental y por ello estamos muy agradecidos y orgullosos por dicho apoyo”.

    La llegada de los Reyes Magos o de Papá Noel o el Olentzero, dependiendo de las tradiciones familiares o del lugar de residencia, es posiblemente el momento más mágico de la Navidad, en especial para la infancia, que sueña con ver cumplidas sus pequeñas ilusiones. Si bien, desgraciadamente, en familias con pocos recursos no siempre se ven colmadas. Por ello, esta Navidad, CaixaBank ha vuelto a plantar el Árbol de los Sueños, una iniciativa con la que pretende conseguir los deseos de cerca de 25.000 niños y niñas en riesgo de pobreza o exclusión social. En España se estima que son 2,2 millones los menores en esa situación.

    Así, desde el 25 de noviembre, en 1.400 oficinas de CaixaBank, en su sede corporativa y en empresas filiales y colaboradoras se ha erguido este ‘Árbol de los Sueños’, fabricado con cartón reciclado. En su superficie lleva adheridas unas redondelas con forma de bola de Navidad con el nombre de pila y la edad de un menor que ha escrito su carta a los Reyes, y que están destinadas a los clientes del banco y a sus empleados. Quien esté interesado tiene que desprender una de esas redondelas y pedir a un empleado de la oficina que le entregue la carta correspondiente, en la que expresa su deseo concreto: un juguete, ropa, zapatos u otro objeto. El poseedor de la carta debe buscarlo, adquirirlo y llevarlo a la oficina. Este es el tercer año de la iniciativa, tras la prueba que se hizo la primera vez en Barcelona, que llegó a cerca de 400 niños, y la del año pasado, ya en toda España, que se atendieron las cartas de 21.000 menores.

     

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor deja tú comentario
    Introduce tu nombre