Nuevo paso para la regularización de 116 parcelas en Soto del Águila

    0
    412

    La Junta de Gobierno Local aprueba definitivamente la delimitación de ámbito preferente de ejecución de este sector incluido en el 8 ARG-ME Menuditas

     José María Román anima a los vecinos del diseminado a generar grupos homogéneos de ámbitos de actuación “de cara a poder avanzar en el proceso”

     La Junta de Gobierno Local ha aprobado definitivamente la delimitación de ámbito preferente de ejecución de la urbanización Soto del Águila, incluido en el 8 ARG-ME Menuditas, lo que supondrá que un total de 116 parcelas se acogerá al proceso de regularización y urbanización, tras la puesta en vigor de la Ordenanza de Regularización el pasado mes de septiembre. Así lo ha anunciado el alcalde de Chiclana, José María Román, quien ha comparecido en rueda de prensa junto a la delegada municipal de Urbanismo, Ana González, y a la delegada de Diseminado, Cándida Verdier.

    En este sentido, hay que recordar que desde la Asociación de Vecinos Soto del Águila, ubicada junto a la carretera de La Barrosa, entre la rotonda de Las Menuditas y la Escuela Montessori, se había presentado meses atrás en el Ayuntamiento de Chiclana el proyecto de delimitación del ámbito preferente de ejecución del área de regularización e integración urbano-ambiental de Las Menuditas, cuyo periodo de exposición pública finalizó con una alegación, que ha permitido ampliar de 113 a 116 las parcelas que se acogerán a este proceso de regularización. “Estamos hablando de una urbanización inacaba desde los años 70, que a propuesta de los vecinos se inició el procedimiento de delimitación del ámbito con 113 parcelas, pero que tras la alegación de un vecino se ha ampliado a 116”, ha indicado el alcalde, quien ha resaltado que “es un tema muy importante dentro de todo lo que hay que solucionar en Chiclana respecto al extrarradio, que es una tarea muy difícil y ante la que nos tenemos que armar de paciencia”.

    Hay que destacar que este ámbito previsto para regularizar incluye un total de 116 parcelas, en su gran mayoría construidas, de las 135 existentes en la zona, lo que supone una extensión de más de 63.000 metros cuadrados, de los cuales 13.758 metros cuadrados son de viales y el resto de suelo residencial. Asimismo, indicar que la amplia mayoría de las parcelas tienen una superficie de 300 metros cuadrados, aunque también existen parcelas de 1.000 metros cuadrados. Además, resaltar que, según los cálculos realizados por los vecinos y técnicos, los costes de todo el proceso de regularización, es decir, procesos primario y secundario para un propietario de una parcela de 300 metros cuadrados se sitúa en unos 10.000 euros aproximadamente.

    “Es muy importante que, asumiendo que tendremos que ir corrigiendo muchas cuestiones, esta aprobación definitiva se haya llevado a cabo, de cara a continuar con el proyecto de urbanización y la licencia de obras”, ha expresado José María Román, quien ha recordado que “no se trata del único ámbito en el que ya se está trabajando para la regularización, puesto que lo mismo sucede en la calle Aspérula, sobre la que estamos a la espera del proyecto de urbanización, y otras dos zonas, además de unos 40 interesados que han preguntado por sus parcelas en Urbanismo”.

    Asimismo, el regidor chiclanero ha aclarado que, “además de este tipo de actuaciones, que son a propuesta de los propios vecinos, el Ayuntamiento va a tomar la iniciativa para redactar proyectos en las zonas que sabemos que es relativamente sencillo poner en marcha los servicios de agua y alcantarillado”. “Por tanto, desde la Delegación de Diseminado, en coordinación con Urbanismo y Chiclana Natural, nos pondremos a trabajar en situaciones que podrán tener solución, de cara a que en este periodo de Gobierno veamos que efectivamente se logra las condiciones para los servicios de agua y alcantarillado”, ha incido.

    “Animar a los vecinos que están en estas condiciones que vayan analizando y preguntando, con el objetivo de generar grupos homogéneos de ámbitos de actuación, que no tienen que ser calles”, ha manifestado el alcalde, quien ha insistido en que “es una oportunidad muy interesante de comenzar a resolver temas que han estado enquistados durante mucho tiempo. Por ello, los vecinos deberían ponerse de acuerdo con estudios de arquitectura o administradores de fincas y licenciados en Derecho para montar los expedientes y poder avanzar”.

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor deja tú comentario
    Introduce tu nombre