Segundo día en Marchena con el agua no apta para el consumo con moderada concurrencia a los camiones cisterna

0
33

La localidad de Marchena (Sevilla) afronta este viernes su segundo día con su agua corriente declarada no apta para el consumo humano por la Consejería de Salud, ante una muestra de la misma que superaba los valores normativos de MCPA, un plaguicida de uso agrícola, tratándose de la segunda ocasión en el que el municipio vive esta situación en pocos meses al figurar entre la quincena de municipios de la comarca sevillana de la Campiña cuya agua corriente era recientemente declarada no apta para el consumo por niveles de benceno que superaban los valores permitidos por la normativa.

La empresa Hidralia, responsable del abastecimiento de agua en baja de Marchena, informaba este jueves de que la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía había declarado «no apta para el consumo» humano el agua distribuida en el municipio, tras el aviso de la entidad sobre una muestra que superaba los valores normativos de MCPA, un plaguicida de uso agrícola.

Así, los vecinos no pueden beber el agua del grifo ni usarla para cocinar, pero sí para la higiene personal o la limpieza doméstica, a la espera de que se normalice la situación, para lo cual Hidralia toma muestras de forma diaria.

Los últimos controles y contraanálisis de confirmación de dichos valores descartan que la detección de este compuesto tenga relación con el proceso de distribución de agua en baja del municipio, según defiende la empresa encargada de tal servicio, remitiéndose al Consorcio del Plan Écija, responsable de la producción y suministro del agua en alta a la localidad, para estudiar el origen del problema.

La Agencia de Régimen Especial Ciclo Integral Aguas del Retortillo (ARE-CIAR), ente instrumental y medio propio del Consorcio para Abastecimiento y Saneamiento de Aguas Plan Ecija, expone de su lado que desde que se detectó la presencia de MCPA en el agua bruta del embalse del Retortillo, «debido a la actividad agrícola desarrollada en la zona», se establecieron las medidas correctoras, siguiendo siempre las indicaciones dictadas por la Delegación Territorial de la Consejería de Salud.

Se está llevando a cabo recogidas de muestras de agua en distintos puntos de las poblaciones abastecidas por el Consorcio, de cuyos resultados se dará conocimiento a las autoridades sanitarias a los efectos oportunos, teniendo como fin fundamental, en todo momento, garantizar la calidad del agua suministrada, según la entidad.

Hidralia, en cualquier caso, ha dispuesto un suministro alternativo de agua potable mediante dos camiones cisterna en distintos puntos de Marchena, si bien fuentes de la entidad han indicado a Europa Press que la ciudadanía está haciendo un uso moderado o reducido de este recurso.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deja tú comentario
Introduce tu nombre