Los responsables del transporte colectivo de la provincia piden ayuda ante la delicada situación del sector

    0
    624

    José María Román y Cándida Verdier ha mantenido un encuentro con los representantes de la Asociación Empresarial de Transporte de Viajeros en Autobús de la provincia de Cádiz, con el objetivo de que se puedan tomar medidas para paliar la complicada situación y poder tener opciones de futuro.

    El alcalde de Chiclana y vicepresidente de Diputación, ha mantenido un encuentro con los representantes de la Asociación Empresarial de Transporte de Viajeros en Autobús de la provincia de Cádiz (ASOBUS), Nicolás Rodríguez y José Muñoz. Reunión en la que también ha estado presente (de forma telemática) la senadora por Cádiz y vicepresidenta de la Comisión de Movilidad del Senado, Cándida Verdier.

    En este encuentro, Nicolás Rodríguez ha trasladado a José María Román su preocupación por los problemas por los que atraviesa el sector en la actualidad, una situación que califica como “en estado de shock”.

    En este sentido, hay que destacar que en la provincia de Cádiz, este sector está compuesto por 60 empresas, con una flota que ronda los 800 autobuses, que dan empleo a unas 1.200 personas y que tiene una vital importancia a la hora de vertebrar y cohesionar el territorio, como sector soporte para el transporte escolar, el turismo y el transporte de los empleados en las grandes empresas, por citar las actividades más visibles.

    El sector, en la actualidad, está en una situación crítica ya que ninguno de los ámbitos de actuación con los que tradicionalmente trabaja goza de salud suficiente como para vislumbrar un futuro optimista. En cuanto al transporte escolar, no se sabe cómo volverán los alumnos a la actividad escolar, cuáles serán los aforos autorizados de los vehículos, si los contratos serán prorrogados o no y con qué cantidad se indemnizará por el servicio comprometido pero no realizado por causa de fuerza mayor ajena a las empresas.

    En cuanto al transporte discrecional, se ha paralizado al cien por cien, ya que está prohibida la movilidad para los colectivos habituales que venían haciendo uso de este tipo de transporte y, por lo tanto, esta actividad ha desaparecido.

    Y con respecto al transporte urbano, el regular y metropolitano, aunque tienen un movimiento testimonial, más por la imposición de mantener los servicios que por el uso real que la población hace, conlleva a un desequilibrio económico brutal.

    Así pues, según los empresarios del sector, es imprescindible, por ejemplo, bajar el IVA de los servicios de transporte para que se incentive su uso, practicar una moratoria inmediata con sus cargas financieras para los leasing de los vehículos, los impuestos de circulación o las tasas municipales, entra otras.

    El compromiso del alcalde de Chiclana y vicepresidente de la Diputación de Cádiz y de la senadora por Cádiz ha sido trasladar la situación del sector, así como las peticiones al Ministerio para que se puedan tomar las medidas pertinentes al respecto.

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor deja tú comentario
    Introduce tu nombre