Vox insiste en entrar en el Gobierno de Madrid y le es indiferente que el alcalde sea Almeida o Villacís

    0
    54

    El candidato de Vox al Ayuntamiento de Madrid, Javier Ortega Smith, ha asegurado que no entiende cuál es el inconveniente para formar un gobierno tripartito con el PP y Ciudadanos y ha instado a ambos partidos que se pongan de acuerdo sobre quién es el alcalde, pues no pondrá problemas a que sea José Luis Martínez Almeida o Begoña Villacís.

    En declaraciones a Es Radio, recogidas por Europa Press, ha asegurado que «no concibe» que la actual regidora Manuela Carmena pueda ser investida de nuevo como alcaldesa, algo que le parecería «vergonzoso» y una «traición» a la mayoría de los madrileños.

    Por tanto, el también secretario general de Vox ha dicho que su formación está haciendo «lo imposible» para lograr que «eso no ocurra» y pedirle a PP y Ciudadanos que acudan a una negociación que permita fraguar un pacto.

    Además, Ortega Smith ha asegurado que no ponen «tacha previa ni cordón sanitario» a ningún tipo de candidatos y que si tiene que ser Martínez Almeida porque es la lista «más votada» le parecería «perfecto», pero si debe ser Villacís por su parte no pone «problemas». «Lo que se pongan de acuerdo ellos me parecerá bien», ha apostillado.

    El candidato al Consistorio de la formación que dirige Santiago Abascal ha explicado que no tiene preferencia sobre quién será el alcalde si con ello logran que la «izquierda sectaria» no regrese al Ayuntamiento.

    Sin embargo, ha remarcado que para ello se requiere un acuerdo a tres partes y ha subrayado que Vox no va a dar «cheques en blanco» a ambos partidos porque para apoyar un gobierno tienen que formar parte de una negociación. Lo contrario, es decir, suscribir un acuerdo PP y Cs sin participar en él sería actuar como «testaferros», algo que «no es democrático» y supone en su opinión «una falta de respeto» a los votantes.

    «Pero que no quede ninguna duda, de lo que dependa de Vox, la izquierda sectaria no entrará en el Ayuntamiento. Haremos lo imposible pero tiene que haber voluntad de los dos partidos más votados para apoyarnos», ha remachado Ortega Smith.

    Además, ha expresado su incomprensión por el hecho de no haber alcanzado aún un acuerdo entre las tres partes porque, según ha opinado, piensan lo mismo sobre los grandes temas de la ciudad como cerrar Madrid Central, bajar los impuestos o impulsar los grandes desarrollos urbanísticos.

    «Debería ser matemático, salvo que se anteponga intereses de partido, puestos en la administración u órdenes provenientes desde el exterior. Esto es una cuestión que se nos escapa», ha enfatizado para ahondar que no sabe «qué puede haber para que no haya un gobierno en el que participen las tres partes».

    Una vez alcanzado ese consenso, Ortega Smith cree que será el momento de analizar, por ejemplo, si el Orgullo LGTBi se mantiene en su actual emplazamiento o si se desplaza a otra ubicación alternativo. Lo que no entiende ni va a aceptar es que no se incluya a Vox en las negociaciones sobre la gobernabilidad de Madrid y se les diga «quita bicho».

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor deja tú comentario
    Introduce tu nombre