viernes, junio 21, 2024
spot_img
InicioNacionalPodemos desaparece de Madrid y Comunidad Valenciana y pierde Barcelona

Podemos desaparece de Madrid y Comunidad Valenciana y pierde Barcelona

Podemos vuelve a sufrir la sangría electoral que la formación política viene padeciendo en las últimas citas con las urnas, un retroceso que se ha acentuado particularmente este domingo 28 de mayo con las elecciones autonómicas, con pérdida de casi todo su poder territorial, quedando fuera de Madrid y la Comunidad Valenciana, y en las municipales, donde Ada Colau ha perdido el bastón de mando en Barcelona. Los de Ione Belarra acudían a los comicios con récord de candidaturas de unidad con Izquierda Unida que, sin embargo, no han servido para aumentar el número de apoyos entre el electorado.

De nuevo, la formación morada vuelve a mostrar su flaqueza territorial, uno de los problemas del partido desde los comicios de 2019, y llegará debilitado al proceso de reagrupación de la izquierda que impulsa Sumar, la plataforma que lidera la vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz. El fracaso electoral ha llevado a la dirección nacional a dejar la valoración general de las elecciones del 28M a los candidatos de Madrid, Roberto Sotomayor y Alejandra Jacinto, que es también coportavoz del partido.

Podemos e Izquierda Unida acudían juntos en diez de doce autonomías, a excepción de Asturias y Aragón, donde no hubo acuerdo de unidad. Pese a ello, el socio minoritario del Gobierno central ha retrocedido su poder territorial en todas las comunidades autónomas, sin lograr conformar mayorías alternativas con el PSOE para gobernar e, incluso, perdiendo ejecutivos autonómicos que ya tenían, como es el caso de Comunidad Valenciana, Baleares o Aragón.

De hecho, ha desaparecido a nivel territorial en dos plazas importantes, Comunidad de Madrid y Comunidad Valenciana, que consideraban claves para frenar mayorías del PP o influir en futuros gobiernos. Tampoco alcanzan su objetivo de entrar en los parlamentos regionales de Castilla-La Mancha y Cantabria.

En la primera región, la victoria de la ‘popular’ Isabel Díaz Ayuso y el empuje de Más Madrid ha expulsado a Podemos e IU de la Asamblea, al perder los diez escaños que obtuvo en 2021 con Pablo Iglesias de candidato, mientras que en la segunda, donde Héctor Illueca formaba parte del gobierno del ‘Botànic’ junto a PSOE y Compromís, se queda fuera del Parlamento valenciano, sin lograr retener los ocho diputados de los anteriores comicios.

DESPLOME EN CIUDADES

La debacle de Podemos e Izquierda Unida, que acudían unidas en 39 de 52 capitales de provincia, también ha sido pronunciada en las grandes ciudades del país. La dirección nacional se ha volcado con el candidato a la Alcaldía de Madrid para que la formación entrara en el consistorio madrileño y frustrar una victoria holgada de José Luis Martínez-Almeida.

Finalmente, el PP ha arrasado con mayoría absoluta, mientras que Roberto Sotomayor se queda con cero ediles. Algo parecido ocurre en Valencia, en la que Podemos ya era extraparlementaria y ahora, en las elecciones de 2023, tampoco logra representación con Pilar Lima.

En Barcelona, la debacle ha desalojado a Ada Colau del Ayuntamiento de Barcelona, retrocediendo de diez a nueve concejales, pero cayendo a la tercera posición por detrás de Jaume Collboni y Xavier Trias, el más votado. De esta manera, los ‘comunes’ pierden su joya de la corona, una de las plazas donde la vicepresidenta segunda y líder de ‘Sumar’, Yolanda Díaz, más se volcó en su campaña electoral.

También desaparece Podemos en Zaragoza, al no lograr ningún concejal frente a los dos que logró en 2019, e Izquierda Unida, que se presentó separada de la formación morada en la capital aragonesa en la marca ‘Zaragoza en común’, baja de tres a dos ediles. En Murcia, la formación morada queda extraparlamentaria frente a la mayoría de PP.

En Sevilla, pese a que Podemos e IU concurrieron bajo la marca ‘Con Andalucía’ junto a otras seis formaciones, incluida Más País, han logrado dos concejales frente a los cuatro que consiguieron en los comicios de 2019, a los que fueron unidos junto a Adelante, y no alcanzan mayoría con el PSOE. En la otra gran capital andaluza, Málaga, donde también hubo candidatura de unidad, han retrocedido de tres a dos ediles.

Peor es la situación en Cádiz, con Podemos sin lograr ningún concejal en el ayuntamiento. Los ‘morados’ se descolgaron en el último momento de un acuerdo con Adelante e IU, que tampoco consigue retener el poder que ostentaba desde 2015 José María González ‘Kichi’, y pierde más de la mitad de los ediles que consiguió en 2019 (pasan de 13 a seis).

NACIONAL
- Advertisment -spot_img

ANDALUCÍA