La CEAR desmonta los bulos sobre las «avalanchas» migratorias que llegan a España

    0
    597
    © Alicia Petrashova / Última Parada Libertad

    La CEAR (Comisión española de ayuda al refugiado) publicó hace unos días su informe anual sobre la inmigración en España y en Europa.

    No voy a hablar aquí del terrible drama de la inmigración, ni de las medidas que habría que adoptar para aliviar este gravísimo problema.

    Sólo diré que, con los datos que aporta este informe, me ha sorprendido cómo  se confirma que son totalmente falsos esos bulos que suelen lanzar los grupos de derecha, diciendo que a España están llegando más inmigrantes que nunca y que esto es imposible de soportar para nuestro país.

    Comparto lo que decía Rafael Lara, presidente de la APDHA de Cádiz recientemente:
    Los discursos alarmistas que hablan de avalancha de inmigrantes no se sostienen”

    Países como Turquía que recibe a 3,5 millones de inmigrantes o Uganda y Pakistán que reciben a 1,4 millones o el Líbano a un millón reciben muchísimos más inmigrantes que España que este último año ha recibido a  unos 64.000. ¿No puede España, uno de los países más desarrollados del mundo acoger a poco más de 60.000?

    Hay que tener en cuenta además que España para ellos es un país de paso. La gran mayoría en cuanto pueden, salen de España a buscar trabajo en otros países.

    Cada vez que llega una o varias pateras a nuestras costas siempre dicen lo mismo: que están llegando avalanchas de inmigrantes, más que nunca y que no podemos sostener tantísima inmigración.

    Es cierto que llegan inmigrantes  a Europa. Pero cada vez llegan menos. Eso no se dice.

    Aquí están los datos del informe de CEAR:

    Llegadas de inmigrantes por mar a Europa:

    2014———-    216.054
    2015———- 1.015.078
    2016———-    362.753
    2017———-    172.301
    2018———–   138.882

    Murieron en el mar intentando llegar a Europa:

    2014———–   3.538
    2015————-3.771
    2.016———– 5.096
    2.017———– 3.139
    2.018———– 2.275

    Y es que la inmigración se utiliza como tema de confrontación política entre partidos en vez de verlo como un asunto humanitario que necesita ser resuelto. El colmo ha sido que Europa ha eliminado los pocos barcos que se dedicaban a recoger inmigrantes, con peligro de morir en las aguas del Mediterráneo. Muy bien de nuevo el papa Francisco que le ha dicho a Salvini: «Abramos los puertos».

    Menos demagogia y confrontación política con los inmigrantes y más humanidad para no dejar morir en el mar a quienes huyen desesperados del horror de la guerra, el hambre o la miseria.

    Artículo de Juan Cejudo Caldelas

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor deja tú comentario
    Introduce tu nombre