Detienen a un empresario que explotaba a compatriotas chinos en un restaurante de Los Cortijillos

La operación se encuadra dentro del Convenio de Colaboración entre el Ministerio de Empleo y Seguridad Social y el Ministerio del Interior en materia de lucha contra el empleo irregular y el fraude a la Seguridad Social

0
1487

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Los Cortijillos a un hombre de 39 años de edad como presunto autor de un delito contra los trabajadores extranjeros. El detenido es un empresario chino que regentaba un conocido restaurante y tenía a tres empleados de origen asiático trabajando en condiciones muy precarias realizando jornadas maratonianas superando las 60 horas semanales. Esta operación contra la Trata de Seres Humanos con fines de explotación laboral continúa abierta.

La investigación se enmarca dentro de las actuaciones que realiza la Policía Nacional para luchar contra las redes organizadas de origen asiático, dedicadas a la explotación laboral de ciudadanos de origen chino, asentadas en la comarca del Campo de Gibraltar. Por todo ello se realizaron inspecciones en varios establecimientos comerciales  de Los Barrios, regentados por ciudadanos de dicha nacionalidad.

Fruto de las inspecciones realizadas, en las que participaron miembros de la Inspección Provincial de Trabajo y Seguridad Social de Cádiz, se localizaron en un restaurante de comida asiática a tres ciudadanos de origen chino, que se encontraban ilegalmente en nuestro país, y que estaban en una situación de explotación bajo precarias condiciones de trabajo. El empresario, un ciudadano de origen chino pero con nacionalidad española, ha sido detenido como presunto autor de un delito contra los derechos de los trabajadores extranjeros.

Del sueño de mejorar su calidad de vida a vivir un infierno laboral

Las víctimas de estas mafias ansían establecerse en países europeos con el propósito de mejorar la calidad de vida propia y de su familia, asumiendo a cambio una deuda económica desorbitada. Las víctimas detectadas se vieron avocados a trabajar más de sesenta horas semanales, sin descanso, y sin percibir remuneración económica alguna, salvo el alojamiento y la manutención a cargo del propio explotador, quien se aprovecha de la situación de vulnerabilidad que supone estar solo en un país extranjero en situación administrativa irregular, desconociendo la cultura y el idioma.

El atestado policial ha sido remitido al Juzgado de Instrucción número cuatro de Algeciras, continuando con las diligencias abiertas,  no descartándose nuevas detenciones.

La investigación ha sido desarrollada por la Unidad contra las Redes de Inmigración Ilegal y Falsedades Documentales perteneciente a la Brigada de Extranjería y Fronteras de la Comisaría de Algeciras.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deja tú comentario
Introduce tu nombre