Emsisa incorpora cinco equipos desfibriladores en sus instalaciones

    Los centros que ya cuentan con este servicio son las oficinas centrales de la empresa municipal, el Centro Box, el Museo de Chiclana, el Centro de Interpretación del Vino y la Sal y el hotel escuela Fuentemar

    0
    397

    La empresa municipal Emsisa ha instalado cinco aparatos desfibriladores en sus instalaciones, concretamente en las oficinas centrales de la empresa municipal, el Museo de Chiclana, el Centro de Interpretación del Vino y la Sal y el hotel escuela Fuentemar. Se trata de cinco aparatos denominados Desfibrilador Externo Semiautomático Externo, unos equipos con los que se pretende dotar de una mayor seguridad en materia de prevención de riesgos a ambas instalaciones.

    De esta forma, con estos cinco nuevos desfibriladores instalados por Emsisa son 16 los instalados en las instalaciones municipales, incluyendo los dos con los que cuenta la empresa municipal Chiclana Natural en las dos oficinas de atención al cliente y los nueve instalados por el Ayuntamiento, tanto en el edificio consistorial como en otras dependencias municipales como la Nave de Obras o instalaciones deportivas. Y, por otro lado, se une al instalado en las instalaciones de CEMABASA.

    Por otro lado, hay que destacar que, de cara una correcta utilización por parte del personal de la empresa municipal, se ha llevado a cabo un curso teórico-práctico de primeros auxilios con manero de desfibrilador semiautomático externo. “Cuando se trata de salvar vidas humanas cualquier actuación de este tipo es destacable, por eso se ha considerado oportuno contar con el equipo necesario y dotar al personal de cada departamento de la formación adecuada para su funcionamiento. Y es que cualquier persona puede ayudar a salvar una vida con la ayuda y el equipo adecuados. De hecho, los equipos adquiridos han sido diseñados para que, llegado el momento, lo utilice cualquier persona; siempre están listos para usar y entrar en acción”, indica la consejera delegada de Emsisa, Carmen Jiménez.

    A diario son muchos los usuarios que acuden a los distintos centros dependientes de la empresa municipal Emsisa, por lo que considerábamos más que necesario dotar de este equipo y contar así de un espacio cardiprotegido”, recalca Carmen Jiménez, quien recuerda que “el desfibrilador es una aparato electrónico portátil que diagnostica y trata el paro cardíaco con el único tratamiento efectivo que existe, un choque eléctrico”.

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor deja tú comentario
    Introduce tu nombre