Las playas de La Barrosa y Sancti Petri vuelven a obtener la certificación EMAS en gestión administrativa y de servicios

    0
    375

    Con el objetivo de mantener la excelencia de nuestras playas, el Ayuntamiento de Chiclana ha vuelto a obtener la certificación en el Reglamento EMAS para La Barrosa y Sancti Petri.

    Así lo ha anunciado la delegada municipal de Playas, Ana González, tras mantener un encuentro con los representantes de OCA Global, encabezados por su director general Adrián Laos, y de Q-Innovate, con su gerente Adrián Macías al frente.

    Son muchas las auditorías internas y externas que deben pasar las playas para lograr esta certificación, hasta el punto de que en toda Andalucía solo hay dos municipios con este tipo de reconocimiento”, según ha destacado la delegada municipal de Playas, quien ha incidido en que “desde este equipo de Gobierno se sigue trabajando por la excelencia del litoral y hacer de Chiclana un destino de referencia a nivel nacional e internacional”. “Así, tras conocer recientemente la renovación, un año más, de la Bandera Azul en las playas de Sancti Petri y La Barrosa, en el puerto deportivo, en el sendero azul Novo Sancti Petri, en el CRA Salinas de Chiclana y en la Huerta del Novo, además de la distinción temática de Salvamento y Primeros Auxilios, ahora se recibe esta certificación EMAS en gestión administrativa y de servicios”, según ha expresado González.

    Hay que destacar que el EMAS es un sistema europeo de ecoauditoría al que el Ayuntamiento de Chiclana se acoge para la evaluación de la gestión administrativa y mejora del comportamiento medioambiental en las playas de La Barrosa y Sancti Petri.  Así, someterse a la referida auditoría implica que unos certificadores independientes constatan que todas las exigencias se cumplen tal y como están planteadas.

    Así, el certificado está gestionado por los estados miembros de la Unión Europea y está concebido como un sistema de mercado. El objetivo específico de EMAS es promover la implantación de Sistemas de Gestión Ambiental; la evaluación sistemática, objetiva y periódica del funcionamiento de los sistemas de gestión; la difusión de la información sobre el comportamiento medioambiental de la organización; el diálogo abierto con las partes interesadas y la formación del personal de la organización de forma profesional y permanente, que conlleve a la implicación activa en la mejora del comportamiento medioambiental.

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor deja tú comentario
    Introduce tu nombre