Medio Ambiente acomete la reposición de arbolado en los alcorques que han sufrido pérdidas de ejemplares

    0
    212

    A través de la empresa de jardinería, Orto, se incorporarán al entorno urbano hasta nueve especies distintas en zonas como Fuente Amarga, Alameda Lora, Plaza de Andalucía o calle Mendaro, entre otras

     La Delegación Municipal de Medio Ambiente, a través de Orto, la empresa adjudicataria del servicio de Jardinería, acomete en los últimos días una campaña de reposición del arbolado urbano. En este sentido, el delegado municipal de Medio Ambiente, Joaquín Guerrero Bey, ha asistido al inicio de estas labores que se hacen necesarias por la propia naturaleza viva de los ejemplares.

    Guerrero Bey ha asegurado que “los árboles tienen un ciclo natural y cuando, por alguna razón, se produce alguna marra, el alcorque queda vacío. Es por ello que desde la Delegación de Medio Ambiente se realiza de forma periódica una revisión y reposición del arbolado necesario. Para ello, no sólo atendemos a criterios técnicos, sino también a las demandas de los propios vecinos, que nos comunican la necesidad de cubrir las marras de sus barriadas”.

    El edil ha informado que “los ejemplares que permiten repoblar los alcorques tienen una altura media de unos 2,5 metros y pertenecen a especies como ciruelo rojo, ligustrum, naranjo amargo, framboyán, pata de vaca, manzano, jacaranda, tecoma y árbol del amor”. Sobre su ubicación ha especificado que “se ha tenido en cuenta el tipo de arbolado que existía previamente para que se siga manteniendo la homogeneidad en las diferentes barriadas”.

    Así, las zonas que en mayor medida se ven beneficiadas por esta actividad, tal y como ha enumerado Guerrero, son “la barriada de Fuente Amarga (en sus calles Motril, Granada, Málaga y Madrid), Alameda Lora, rotonda de Los Pescadores, Plaza de Andalucía y las calles Isla de Pascua, Haití, Sao Paulo y Mendaro”.

    El responsable del área ha apuntado, además, que “es muy complicado complacer la reposición de todas las marras y tocones en todos los barrios de la ciudad; por ello lo primero ha sido la elaboración de un estudio para analizar cuáles eran esos árboles y las alineaciones de las calles para guardar la homogeneidad. Dicho estudio no solo permite identificar los ejemplares secos, sino también los tocones y el resto de marras vacías”.

    Guerrero Bey ha apelado, además, al “civismo a los vecinos para que contribuyan a respetar y mantener vivo el parque de arbolado municipal. Si esto no se cumple, afecta directamente al bienestar y al bolsillo de los ciudadanos, puesto que los árboles no sólo son caros y cumplen una función estética, sino que además nos proporcionan algo tan fundamental como el oxígeno que respiramos”.

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor deja tú comentario
    Introduce tu nombre