Unas 6.000 personas disfrutaron el viernes con los conciertos del Festival Alcazaba

0
89

El Festival Alcazaba Rock-Pop ha cerrado una semana de actividades en torno al recuerdo de la historia musical de los años 80 en la ciudad, con una programación cultural que ha contado con una gran respuesta por parte del público jerezano, y consolidando una propuesta cultural muy interesante y atractiva.

La Alameda Vieja congregó este viernes a unas 6.000 personas, que disfrutaron con los conciertos de La Tarambana, Danza Invisible, Medina Azahara y Fitoscopia, en una noche en la que amantes de la música de todas las edades y familias enteras compartieron una gran fiesta de la música que se desarrolló con el mejor ambiente.

La Delegación de Juventud ha contado para poner en marcha este festival con colaboradores de excepción que se han volcado para recordar momentos musicales de los años 80 en Jerez, desde aquel primer Festival Alcazaba en el año 1982. La edil Laura Álvarez ya agradeció personalmente este apoyo el pasado viernes al periodista Pepe Contreras, impulsor de las primeras ediciones de Alcazaba Rock, Joaquín Carrera, director de Cultura en tiempos de la Corporación que impulsó los festivales de los años 80, y Rafael Lobo, de la asociación Doble Cero Club, la Máquina del Tiempo y Alfonso Clemente, del colectivo Los Nostálgicos de los 80’s.

Desde Juventud también se ha destacado el gran trabajo realizado por las empresas jerezanas Provis Sonido e Iluminación, Tritón Livefun, Protvise Vigilancia, y la labor de Edificarte Eventos. También desde Juventud se ha destacado la aportación de Protección Civil, Policía Local y Policía Nacional.

Los conciertos celebrados el viernes se desarrollaron con momentos muy emocionantes, dada la entrega de todos los grupos participantes, y la sintonía con el público asistente, en una noche en la que la Alameda Vieja siguió consolidándose como escenario para citas musicales de gran formato. La ausencia de incidentes fue la tónica de la noche.

El grupo jerezano la Tarambana se mostró muy ilusionado ante la gran respuesta de público en el momento de su actuación, abriendo el cartel de una noche inolvidable. Danza Invisible se volcó con el público jerezano recordando algunos de los temas con los que ya triunfaba en 1982. Medina Zahara ofreció lo mejor del rock andaluz y éxitos imborrables de su trayectoria. Fitoscopia cerró la noche por todo lo alto con su tributo a Fito y Fitipaldi.

El programa de actividades del Festival Alcazaba Rock-Pop comenzó el pasado lunes con la inauguración en la Sala Paúl de la exposición ‘Recuerdos del Festival Pop Rock Alcazaba’, a través de la que la ciudadanía ha tenido la oportunidad de conocer la labor recopilatoria de 37 años, sobre este evento musical, realizada por el colectivo La máquina del tiempo, Doble Cero, Los Nostálgicos de los 80´s, y la colaboración tanto del departamento de Imagen y Diseño como la Imprenta municipal, y las restantes áreas del Ayuntamiento implicadas. Dada la gran repercusión que está teniendo esta muestra, va a continuar expuesta en la Sala Paúl hasta finales de julio (en un horario de 9 a 14 horas).

Posteriormente, el jueves se celebró la charla-coloquio ‘Jerez en la movida de los 80. A este lado de la carretera’, en la Guarida del Ángel, con la participación de Josema García-Pelayo, Tito Gil, Pepe Contreras y José Joaquín Carrera, seguida de una fiesta ‘ochentera’.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deja tú comentario
Introduce tu nombre