Condenado a cuatro años de cárcel un hombre por patronear una patera de Argelia a Cabrera con 17 personas a bordo

    0
    19

    La Audiencia Provincial de Baleares ha condenado a cuatro años de cárcel a un hombre de 39 años por patronear una patera de Argelia a Cabrera el pasado mes de junio.

    En detalle, el hombre, de nacionalidad argelina, ha sido condenado por un delito contra los derechos de los ciudadanos extranjeros. La patera, una embarcación de seis metros de eslora y un solo motor, llegó a aguas de Cabrera el 8 de junio con 17 personas a bordo.

    La travesía se realizó desde la localidad del Corso (Burmedés, Argelia), con una duración de entre 22 y 24 horas, en una embarcación precaria que no cumplía con los estándares de seguridad marítima. La sentencia resalta que se sobrepasaba en exceso la capacidad de la barca, y que viajó sin ningún tipo de medida de seguridad para los pasajeros y sin más auxilio que la navegación GPS de una aplicación de teléfono móvil.

    A la deriva a cuatro millas de la isla de Cabrera, la embarcación quedó a la deriva y fue recuperada y transportada a puerto por Salvamento Marítimo y efectivos de la Guardia Civil, tras detectarla el radar del Sistema Integrado de Vigilancia Exterior (SIVE). Ese día llegaron cinco pateras.

    El hombre aseguró en el juicio, celebrado el pasado viernes, que solamente era un pasajero más de la embarcación, y explicó que pasó «miedo» cuando se terminó el combustible y se quedaron a la deriva en plena noche. «Soy una víctima», afirmó. Relató que quería venir a España para trabajar y que había vendido una motocicleta para poder pagar los 300.000 dinares argelinos que costaba el viaje a España.

    Sin embargo, la sentencia considera acreditado que, aunque el viaje fuera organizado por personas asentadas en Argelia que fueron quienes cobraron el dinero por la travesía, él era el encargado de dirigir la patera desde Corso hasta las costas españolas.

    Entre las pruebas del procedimiento obraba una fotografía en la que se ve al acusado con una mano sobre el motor. El hombre justificó la imagen diciendo que le hicieron sentarse para sacarle esa fotografía, y que no se opuso porque temía que le tirasen al mar si se negaba. De este modo siguió insistiendo en que él no había conducido la barca en ningún momento. Sin embargo, un testigo protegido –uno de los pasajeros– le señaló ante la Policía como el conductor de la nave.

    Los migrantes hablaban de que el patrón tenía una aplicación GPS en su teléfono que utilizaba para la navegación. Con todo, de todos los detenidos, el acusado era el único que no llevaba teléfono móvil en el momento del arresto. Un testigo declaró que el acusado lo había lanzado al mar al llegar Salvamento Marítimo.

    Por otra parte, los magistrados entienden que «resulta obvio» el peligro para la vida de los migrantes «hacinados en un número muy superior a la capacidad» de la embarcación, de noche y sin iluminación y llevando bidones de gasolina que podrían «explotar o incendiarse».

    NUEVO JUICIO ESTE JUEVES

    Este jueves la Audiencia Provincial acogerá un nuevo juicio por la llegada de una patera, en este caso contra dos hombres de 28 y 24 años a los que la Fiscalía señala como miembros de una mafia de inmigración ilegal.

    Se les acusa de haber manejado, supuestamente por turnos, una patera desde Argelia hasta Cabrera con 17 pasajeros. En este caso la embarcación partió el 18 de junio de 2022 y el viaje duró unas 30 horas. Los pasajeros habrían pagado entre 1.500 y 1.700 euros en dinares argelinos por el viaje a España.

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor deja tú comentario
    Introduce tu nombre