Desarticulado un grupo dedicado a robos en viviendas habitadas que actuó en Arcos, Conil y Chiclana

0
244

Agentes de la Guardia Civil de Cádiz, en el marco de la operación denominada ‘Alectori’, ha desarticulado un grupo criminal itinerante que supuestamente se dedicaba a perpetrar robos en interior de viviendas habitadas. Los miembros de la organización se desplazaban desde su base en Madrid hasta cualquier punto de la geografía nacional para cometer sus robos. La investigación ha permitido esclarecer cinco hechos delictivos cometidos en Arcos, Conil y Chiclana (Cádiz), Casabermeja (Málaga) y Cambre (A Coruña).

Según ha explicado en una nota la Guardia Civil, se han puesto a disposición judicial a tres varones a los que se les imputan presuntos delitos de robo con fuerza en casa habitada y pertenencia a organización criminal, recuperando multitud de joyas robadas en el curso de los asaltos.

La investigación comenzó a mediados de mayo del año 2019, cuando los guardias civiles del Equipo de Delitos Contra el Patrimonio de la Comandancia de Cádiz tuvieron conocimiento de varios robos cometidos en la provincia, que en atención al método empleado, proximidad y espacio temporal, podría ser obra de un mismo grupo criminal con cierto nivel de organización.

Desde el inicio de la investigación desarrollada por la Guardia Civil se evidenció el alto grado de «profesionalidad» de los autores, ya que tomaban todas las medidas necesarias para darse seguridad en el domicilio elegido como objetivo, realizando vigilancias en las inmediaciones y tomando precauciones para realizar el robo con tranquilidad. Estas medidas de precaución no les impedía portar armas tanto blancas como de fuego para amedrentar a los moradores en el caso de verse sorprendidos.

Las inspecciones oculares llevadas a cabo en los domicilios desvalijados de la provincia de Cádiz se volvieron fundamentales al saltar una coincidencia de una huella que relacionaba los robos cometidos en la provincia con otro cometido en la provincia de Málaga, lo que llevó a los investigadores a poder evidenciar la presencia de un grupo itinerante perfectamente organizado y con roles muy bien definidos que se desplazaba por toda la geografía nacional para robar en domicilios habitados de donde sustraían todo tipo de joyas y aparatos de imagen y sonido que fueran fácilmente colocados en el mercado negro.

Los guardias civiles debieron recorrer toda la geografía nacional siguiendo la pista de este grupo, siendo el último de sus golpes cometido en la provincia de A Coruña. Tras ubicar la base del grupo investigado en Madrid, los agentes trasladaron sus investigaciones hasta esa provincia, realizando la Comandancia de la Guardia Civil de Tres Cantos y la Comisaría de la Policía Nacional de Usera un apoyo imprescindible para el transcurso de las investigaciones.

Así, se identificó y localizó a cada componente del grupo, asignado el rol que desempeñaba en el mismo, domicilios, vehículos que utilizaban y lugares que frecuentaban hasta obtener todas las evidencias de que se trataba de los presuntos autores de los asaltos investigados.

Finalmente, y no descartándose nuevas detenciones, tres personas han sido puestas a disposición judicial por estos hechos, todo ello tras obtener los correspondientes mandamientos de entrada y registro, como presuntos autores de cinco robos con fuerza en casa habitada y pertenencia a organización criminal.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deja tú comentario
Introduce tu nombre