Procasa aprueba que las casi 70 plazas del edificio de Micaela Aramburu sean gestionadas por Emasa para su alquiler

    0
    899

    La empresa municipal de vivienda, Procasa, celebrado en la tarde de este miércoles por vía telemática, ha aprobado el convenio para la cesión de la gestión de las casi 70 plazas que se encuentran en el edificio Micaela Aramburu a la empresa municipal de Aparcamiento Emasa para su explotación en régimen de alquiler. La concejala de Vivienda y presidente de Procasa, Eva Tubío, ha adelantado que “este convenio que se firmará próximamente, permitirá poner a disposición de la ciudadanía la posibilidad de alquilar una de estas plazas de aparcamiento a un precio razonable tal y como ya se ha hecho con otras plazas como las ubicadas bajo la tribuna del estadio”.

    Procasa finalizó la construcción del edificio en el que está ubicada la residencia Micaela Aramburu en el año 2009, siendo todo el edificio propiedad de la empresa de vivienda excepto los locales resultantes que son propiedad del Ayuntamiento de Cádiz, a quien también se cedió la gestión de la Residencia. Las 77 plazas de garaje son de Procasa. En estos diez años, se ha vendido cuatro plazas de aparcamiento y actualmente tiene en alquiler con opción a compra otras cinco plazas, por lo que se cederá a Emasa 68 plazas de garaje.

    Según el acuerdo aprobado, Emasa se hará cargo de todos los gastos de mantenimiento de los garajes y del IBI correspondiente. Procasa seguirá siendo propietaria de los mismos y por tanto, en el supuesto de que se proceda a la enajenación de alguna plaza de aparcamiento, el precio obtenido por su venta corresponderá íntegramente a la empresa de vivienda.

    Tubío ha adelantado que “al igual que se ha hecho en otros aparcamientos, se le dará prioridad a los residentes de la zona para facilitar así el estacionamiento”.

    De igual manera, se ha aprobado la prórroga de la moratoria del pago de la renta de mayo por parte de todos los inquilinos de los locales. La solicitud del arrendatario que cumpla dichos requisitos (una actividad que haya quedado suspendida o se haya visto afectada por una reducción de al menos un 75% en el volumen de facturación) debe hacerse en el plazo de un mes desde la entrada en vigor del RD-ley reseñado, esto es, tiene de plazo hasta el 23 de mayo y a aplicar con carácter retroactivo desde abril. Una vez pasados los cuatro meses, podrán fraccionar el pago sin intereses en el plazo de dos años.

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor deja tú comentario
    Introduce tu nombre